lunes, 27 de enero de 2014

Kayserberg, uno de los pueblos más bonitos de Francia

Kayserberg, considerada una de las villas más bonitas de Francia según la web de “Les plus beaux villages de France”, es una de las localidades que más nos gustó de todas las que visitamos durante nuestra recorrido por Alsacia con niños y sus Mercados de Navidad. 



A pesar de no poder ver el Mercado de Navidad de esta villa, pues es de los que terminan antes del día de Navidad, Kayserberg mantenía la decoración navideña en sus calles. A mi me atraían, particularmente, los escaparates de las tiendas perfectamente decorados donde comprar productos típicos de la zona.




Aquí nació Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz de 1954. Su casa natal se ha convertido en un museo donde se exponen fotos de su vida, dedicada a la lucha contra las enfermedades en África y el subdesarrollo.


Pasear por sus calles empedradas mientras tomas un vaso de vino caliente especiado, rodeado de casas típicamente alsacianas con vigas de madera a la vista, es una delicia. 




Además, ¿no creéis que los pueblos que son cruzados por un río siempre tienen un encanto especial? Kayserberg es uno de ellos, la combinación perfecta. Subiendo por la calle principal de esta hermosa localidad, la calle General de Gaulle, se llega a los puentes que cruzan el río Weiss, quizá la zona más bonita de Kayserberg.





Si os animáis y el tiempo (y los peques) acompañan, podéis subir hasta el Castillo de Kayserberg en lo alto de colina, desde donde obtendréis unas vistas espectaculares sobre este bello pueblo alsaciano.

martes, 14 de enero de 2014

Qué ver en la Selva Negra en un día

Durante nuestras vacaciones enAlsacia (Francia) hicimos varias excursiones de un día y teníamos Friburgo y la Selva Negra (Alemania) tan cerca que no queríamos perder la oportunidad de visitarla. La zona de la Selva Negra es imposible abarcarla en un solo día, está claro, pero queríamos tener un primer contacto con ella a modo de aperitivo de un viaje futuro.



Friburgo es la capital de la Selva Negra, una agradable ciudad alemana donde pasear por las calles del centro histórico llenas de tranvías y comercios. En la Plaza de la Catedral, además de la gran Catedral obviamente, encontraréis la inconfundible fachada roja de la Casa de los Mercaderes y un mercado con productos típicos alemanes y puestos donde comprar las famosas salchichas alemanas.




La Selva Negra es famosa por sus paisajes y pueblos típicos alemanes y muy cerca de Friburgo es posible tener contacto con ellos. Desde Friburgo partimos hacia St. Peter, St. Märgen y Breitnau, en una ruta casi circular, para luego volver a nuestro campo base en Alsacia.


La iglesia de St. Peter al fondo 
Tres pueblos encantadores desde donde gozar de las típicas aldeas y estampas de la zona. Personalmente, lo que más nos gustó fueron los paisajes, las vistas de los valles circulando por la carretera son preciosas. A lo largo del recorrido encontramos caballos, vacas,…para delicia de los niños.



Y el momento cumbre del éxtasis infantil llegó cuando encontramos una zona de nuestro recorrido que estaba nevada. En las laderas de las montañas es fácil ver niños disfrutando de la nieve y tirándose en trineo. Nos gustó ver que en la zona se siguen utilizando los trineos de madera que alguna vez hemos visto en series de dibujos animados, al más puro estilo Heidi, convirtiendo la escena en más bucólica si cabe. Estos trineos podéis alquilarlos en St. Märgen.



Juegos en la nieve
Nos hubiera encantado tener más tiempo y alargar la ruta hasta Furtwangen y Triberg, pero ya empezaba a oscurecer. Queda pendiente para otro viaje y así descubrir la zona en profundidad.

Si estáis en Alsacia no dudéis en hacer esta excursión de un día muy completa como primer acercamiento a la Selva Negra, os encantará.

miércoles, 8 de enero de 2014

Mercados de Navidad en Alsacia

Despedir y empezar el año viajando. Para los que nos gusta viajar, es una buena manera de terminar un año e iniciar el siguiente con fuerza. Además, si viajas a una zona que te permite vivir la Navidad con mayor intensidad, ¿Qué más se puede pedir?

Estos días nos hemos escapado a la zona de Alsacia (Francia), justo en la frontera con Alemania y Suiza. Nuestro campo base lo hemos establecido en Mulhouse, en el sur de Alsacia, y desde aquí hemos hecho varias excursiones para conocer la zona de Los Vosgos y los pueblos alsacianos con sus Mercados de NavidadAprovechando la ubicación geográfica de Alsacia junto a la frontera alemana y suiza, hicimos también excursiones a Basilea (Suiza) y Friburgo y un poquito de la Selva Negra en Alemania.




Conocer los Mercados de Navidad ha significado la realización de uno de los sueños viajeros que teníamos pendientes en nuestra lista. Habíamos intentado varias veces ir a ver este icono viajero de la Navidad pero no nos había sido posible cuadrar fechas, en parte por un error nuestroHasta el momento creíamos que todos los mercados de Navidad se instalaban desde finales de Noviembre hasta unos días antes de Navidad. 

A nosotros, como a muchas familias, nos va mejor viajar durante las vacaciones escolares. Y si queríamos pasar la Navidad en casa, no podíamos salir de Barcelona hasta el 26 o 27 de diciembre. Considerando estas dos variables, casar vacaciones escolares con fechas de los Mercados Navideños, nos era difícil encontrar una fecha para poder viajar (a parte del Puente de la Purísima).

Pero como os decíamos, ha sido un error considerar que todos los mercados de Navidad europeos terminan antes del día de Navidad. En Alsacia no es así. Hay mercados que duran hasta Fin de Año, y son los mercados que hemos aprovechado para visitar estos días. Podéis informaros en Internet de las fechas concretas de los mercados navideños de cada pueblo.



Hemos paseado por los Mercados Navideños de Colmar, Obernai, Riquewihr y Eguisheim, además de visitar algún que otro pueblo como Kayserberg en el que su Mercado sí que había terminado antes pero mantenía la decoración navideña en sus calles.

Así que, si como a nosotros, os apetece vivir vuestro propio cuento de Navidad y sólo podéis viajar después de Fiestas, Alsacia es vuestra zona.

Otros artículos relacionados que os pueden interesar:
-Kayserberg, el pueblo preferido de los franceses
-Los Vogos, montañas de Alsacia
-Escapada a la Selva Negra

jueves, 2 de enero de 2014

Actividades en una Granja con niños

Acabamos de regresar de pasar un fin de semana en La Manreana, una granja escuela ubicada en Juneda (Lleida). Una experiencia muy diferente al día a día de los que vivimos en una gran ciudad. 

Tienen preparado un programa "Fin de semana granjero y ganadero" con el que consiguen hacernos partícipes de la realidad del campo de forma muy didáctica y amena

Las instalaciones a menudo son utilizadas por grupos escolares para realizar estancias de unos días o semanas enteras en verano. Tienen piscina, campo de fútbol, de baloncesto, rocódromo, circuito de aventura y columpios para los más pequeños. 



Fue curioso también compartir con nuestros hijos el alojamiento en una casa de colonias (campamentos) con sacos de dormir (podéis llevar sábanas si no tenéis). Los niños habían experimentado esta sensación con sus compañeros de clase, pero no con sus padres y les pareció muy divertida la idea de dormir en literas. Las habitaciones son simples pero tienen baño y ducha dentro. 



Nada más llegar, y tras instalarnos en nuestra habitación, fuimos a dar un paseo por la granja para ver los animales que viven allí. Ocas, caballos, gallinas, avestruces, emús, ovejas, cabras, vacas, cerdos...conocimos más de cerca las particularidades de cada grupo de animales y Jordi nos explicó todo lo que se aprovecha de ellos y que los niños pueden ver en sus casas (leche, huevos,...).


¿Sabéis de que animal es este huevo?



Jordi, es maestro. Y eso se nota en la forma en la que explica a los niños conocimientos sobre los animales y en qué consisten las actividades cotidianas de un granjero.

Tras el paseo por la granja fuimos a preparar a Lady, el caballo que tiraría del carro que nos llevaría a una granja de ovejas. En la granja nos esperaba el pastor y con él y su rebaño fuimos a pastorear un rato. ¡Nunca hubiera dicho que corrían tanto las ovejas!




Después de comer la comida tan rica que nos preparó Teresina (si vais, no dejéis de probar sus canelones), con ella hicimos el taller del "Mandongo" (o longaniza o butifarra). Este fue el taller que más les gustó a los niños. Aprendimos a hacer una loganiza desde cero, es decir, cortamos y trituramos un buen trozo de carne de cerdo y lo introdujimos dentro de las tripas. Muy curioso y didáctico.



Después de merendar y, como buenos granjeros, teníamos pendientes las tareas de la granja. Había que volver a ordeñar vacas y dar de comer a las ovejas, entre otras cosas. Primero Jordi enseñó a los niños cómo ordeñar una vaca de forma manual y, luego, vimos como se hace de forma mecánica.



Para afianzar los conocimientos adquiridos durante el día y que los niños vieran cómo se emplean los productos de la granja en lo que comemos, preparamos  un flan con leche y huevos que sería el postre de la comida del domingo.

Al día siguiente fuimos a una granja de cerdos. Vimos todo el proceso desde que nacen hasta que ya tienen el peso ideal para ir al matadero. Tuvimos mucha suerte y coincidió que justo estaban naciendo cerditos en el momento que estábamos allí. 

Regresamos a la Granja y preparamos a Caruso para que los niños montaran en él. Cepillar la cola, comprobar y limpiar herraduras,...

Y después a comer una espectacular selección de arroces que preparó Teresina y las longanizas y flanes que habíamos preparado el día anterior. ¡Qué buenos estaban y que ilusión hace cuando lo has preparado tú mismo!

Por la tarde, y para concluir este gran e intenso fin de semana, Albert nos preparó un taller en el que preparamos pan y cocas. Ya sabéis lo que les gusta los niños amasar, hacer bolas de harina,.... ¡se lo pasaron en grande! y luego nos llevamos a casa el pan y las cocas para cenar.



Un fin de semana auténtico que nos ha acercado a la vida rural y durante el cuál hemos aprendido muchísimas cosas, tanto grandes como pequeños. Un lugar ideal para realizar una escapada con niños y participar en alguna de las muchas actividades que tienen previstas ya que adaptan sus programas a las necesidades de cada uno, incluso para celebrar fiestas de cumpleaños. Para más información podéis visitar la web de La Manreana.


Blogging tips