viernes, 5 de septiembre de 2014

Costa Vicentina con niños. Porto Covo: Softcoasteering y acantilados

Porto Covo es un precioso pueblecito pesquero ubicado en la Costa Vicentina de Portugal. Pese al turismo que invade la zona, ha sabido mantener su esencia. 

Todavía se respira cierto aire marinero al pasear por sus calles adoquinadas rodeadas de casas de color blanco con franjas azules que hacen de Porto Covo una estampa típicamente portuguesa. Si alguien me preguntara qué pueblo escogería de entre los que visitamos de la Costa Vicentina, creo que me decantaría por Porto Covo. Fue un gran descubrimiento, sin duda alguna recomendaría un paseo por sus calles y por las fantásticas playas que lo rodean. 

La marea juega un papel importante y, cuando está baja, las calas que deja el mar son auténticas maravillas. Nosotros las visitamos de una forma especial, haciendo Softcoasteering. Se trata de ir caminando por la costa, bordeando calas y atravesando grietas entre rocas. ¿Qué mejor manera de visitar la costa que desde dentro? 

La empresa Fourwinds ofrece esta actividad que duró aproximadamente dos horas. Miguel, el instructor, nos supo trasmitir su amor por el mar y por la Costa Vicentina. Muy atento en todo momento con los niños, se las ingenió para  que perdieran sus miedos si aparecían en algún momento y supo motivarlos para que disfrutaran al máximo de la actividad.

Y cómo dicen que una imagen vale más que mil palabras, os dejo este video que grabamos con la cámara Gopro mientras hacíamos la actividad que recoge nuestra experiencia haciendo Softcoasteering. Juzgad vosotros mismos.


Para los niños más pequeños que aún no puedan hacer la actividad (deben tener 5 o 6 años como mínimo), Fourwinds tiene un parque con actividades para ellos, con castillos hinchables, coches a pedales o rocódromo que hacen la espera más amena

Por la tarde queríamos ver las calas por las que habíamos estado por la mañana. ¡Ya no exisitían! la marea había subido y se las había tragado literalmente. Bordear los acantilados de Porto Covo es un paseo espectacular, aunque el camino no es fácilmente transitable con cochecito de bebé. 

Por suerte nosotros llevábamos nuestro Kudu de Casualplay, que es 4x4, así que pudimos llegar con él cómodamente hasta puntos que con otro carrito no hubiera sido posible.



_________________________________________________________________________________

Queremos dar las gracias a Turismo de Alentejo y Casualplay por todo su apoyo para que esta actividad fuera posible.

Artículos que os pueden interesar:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips