lunes, 24 de noviembre de 2014

El Montseny: naturaleza y aventura para niños cerca de Barcelona

Los colores del otoño son mi perdición, lo confieso. Este año ha tardado en llegar y ya tenía ganas de salir a disfrutar de esas tonalidades marrones, amarillas y anaranjadas que nos regala. 

A los niños les encanta caminar por la montaña. No necesitan más que un palo y un río y ya se ponen a jugar con las piedras y a mover hojas que encuentran por el camino.




En el Parc Natural del Montseny, reserva de la Biosfera a menos de una hora de Barcelona, el otoño hace acto de presencia tiñendo la vegetación con los tonos  tan característicos de esta época. 




En el Montseny hay muchas rutas para practicar senderismo. Todo depende del nivel físico de cada uno y de las horas que se le quieran dedicar a la excursión. En nuestro caso, no teníamos mucho tiempo y queríamos hacer una excursión accesible para ir con carrito de bebé. La idea era pasear tranquilamente y que los niños jugaran con lo que la naturaleza les proporciona.

Fuimos a Santa Fe del Montseny, donde hay un trayecto de poco más de un kilómetro que parte de Can Casades y llega hasta la Font del Frare (Fuente del Fraile). Es un trayecto apto para todos los públicos, perfectamente realizable con un carrito de bebé o silla de ruedas


Ruta accesible con nuestro carrito de Casualplay
Desde Can Casades parten varios itinerarios. Otro muy transitado por familias con niños pequeños y perros es el que va al Pantano de Santa Fe. Una parte del trayecto se puede realizar con el cochecito pero después es necesaria la mochila portabebés si el niño no puede caminar. 


Es una zona muy concurrida. Hay que llegar pronto para encontrar aparcamiento y en algunos momentos la circulación de gente llegaba a ser excesiva. 




La carretera que va desde Sant Celoni hasta Santa Fe del Montseny, con muchas curvas, tiene unas vistas espectaculares del macizo del Montnegre y el Mar Mediterráneo.

Si preferís hacer una visita guiada, la empresa ADEMC prepara rutas guiadas por el Parque Natural del Montseny. Son itinerarios pedagógicos para descubrir los sabores del bosque, las plantas medicinales o las setas. Para más información podéis consultar su web.  

Otra opción que seguro que les encanta a los peques es visitar alguna granja en las que puedan interactuar con animales.


Y si lo que queréis es añadir adrenalina a la excursión os recomiendo hacer una visita a Can Putxet, cerca de Sant Celoni. Allí, además de comer, tanto mayores como pequeños podréis realizar deportes de aventura con la empresa Daema Aventura. Mientras los padres comen, o también realizan deportes de aventura, los pequeños podrán escalar o dar vueltas a un circuito en un quad, por ejemplo. 




Para los mayores también tenéis varias opciones. Podréis escoger entre futbolín humano, circuito a lo humor amarillo, paintball o segway, entre otras actividades. Aquí os dejo un video de mi experiencia encima de un segway. Me encantó así que repetiré seguro! 



_________________________________________________________________
Queremos dar las gracias a Turisme Vallès y Casualplay por ayudarnos a vivir estas experiencias.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Granjas con animales para niños cerca de Barcelona

A los niños les encantan los animales. Algunos más decididos se atreven a tocarlos y a interactuar con ellos. Otros, normalmente los más pequeños, se quedan viéndolos fascinados  aunque a veces les dé más respeto interactuar con ellos y tocarles. Pero, de una forma u otra, a los niños les vuelven locos los animales.

Una buena forma para que los niños se acerquen a ellos es en las granjas de animales. Muchas de ellas se han abierto al público, y de forma muy amena se convierten en aulas “vivientes” para los más pequeños.


Aula entorn rural Can Turró

Tenemos tan buen recuerdo del fin de semana que pasamos inmersos en el mundo rural hace ya un tiempo, que siempre que podemos repetimos la experiencia.

Existen diferentes granjas cerca de Barcelona que permiten a los niños interactuar con los animales. En el Vallès Oriental, a menos de una hora de Barcelona, encontramos varias de ellas. Esta zona, conserva aún varias granjas en las que, concertando una visita, existe la posibilidad de visitar sus instalaciones. Os vamos a hablar de tres de ellas:


La visita se inicia con un audiovisual de cinco minutos en el que se explica la historia de esta granja porcina desde sus inicios hasta convertirla en una granja de embutidos ecológicos de referencia en el mercado.  

Ubicada en un entorno privilegiado, cerca de Aiguafreda, las vistas desde sus instalaciones son preciosas. Durante el recorrido de la visita puede verse las diferentes etapas de la vida de los cerdos, desde que nacen y están siendo amamantados hasta la edad adulta.


Ecogranja Salgot

Los niños son más que bienvenidos, incluso tienen unos elevadores para que los más pequeños puedan subirse y ver tranquilamente a los cerdos.

Los peques disfrutan mucho dando de comer bellotas a los cerdos. La visita finaliza con una degustación de embutidos.


Ecogranja Salgot

Ecogranja Salgot

Ecogranja Salgot


En esta Masia de Montornés del Vallès los más pequeños podrán disfrutar visitando a animales muy diversos. Entro los animales que vimos había cabras, ovejas, caballos, avestruces y emús, incluso cebras. Los peques dieron una vuelta en carro tirado por un precioso caballo negro.


Masia Can Sala

Masia Can Sala

Masia Can Sala

Uno de los momentos más entrañables lo vivimos cuando los niños pudieron dar el biberón a dos cabritas y un cerdito recién nacidos.  También había una pizarra donde los niños votaban el nombre que iban a recibir estos animales con pocos días de vida.


Masia Can Sala

Comimos en la Masía un buen menú donde degustamos platos típicos de la zona (pan con tomate y embutido, carne a la parrilla, caracoles,….)

La masía organiza también talleres para celebrar las fiestas populares (Catañada, Carnaval,…). Si preferís ir sin prisas, es posible también quedarse a dormir en la masia para disfrutar tranquilamente de las actividades y del entorno.


Masia Can Sala


La hospitalidad de Montse y Margarida se hace latente nada más llegar a Can Turró. La visita se inicia con un desayuno preparado por ellas a base de dos tipos de bizcochos caseros, yogures caseros y leche de la granja con sabor a productos de los de antes, con sabor de verdad.


Aula Entorn rural Can Turró

Las vacas son parte fundamental en la granja, ya que son una granja vacuna principalmente. Además también tienen conejos y ovejas. Los niños disfrutaron alimentando a las ovejas y dando de comer a los terneros más pequeños con un biberón XL comparado con el que habían utilizado para alimentar a las pequeñas cabras y cerdidos en Can Sala.


Aula Entorn rural Can Turró

Aula Entorn Rural Can Turró

Uno de los momentos que recuerdan los niños con más cariño de su paso por Can Turró fue el rato que pudieron estar jugando con los conejos que sacaron de sus jaulas.


Aula entorn rural Can Turró

Aula entorn rural Can Turró

Datos prácticos:

¿Dónde dormir? 
Camping & Bungalows El Pasqualet, cerca de Caldes de Montbui.

¿Dónde comer? 
Masia Can Sala, Montornés del Vallés
Camping El Pasqualet

________________________________________________________________
Queremos dar las gracias al Consorci de Turisme del Vallès por hacer que participar en estas actividades fuera posible.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Vilars Rurals, una buena opción de alojamiento con niños en Cataluña

Durante la escapada de fin de semana que hicimos a Cardona nos alojamos en el Vilar Rural de Cardona.

Hay tres Vilars Rurals en Cataluña, el de Sant Hilari Sacalm en pleno Parque Natural del Montseny, el de Arnes en los Ports de Besseït y el de Cardona, en el centro de Cataluña. Nosotros nos alojamos en este último.


Cardona amb nens

Se trata de una cadena de hoteles ideales para las familias, ubicados en un entorno natural idílico. Los niños son realmente bienvenidos y piensan en ellos hasta el en último detalle, con una gran oferta de actividades para realizar en familia. Las habitaciones son amplias y nos pudimos alojar los cinco sin tener que recurrir a camas supletorias.

En la recepción del hotel recogimos el programa de actividades previsto para el fin de semana. En función de las edades de los niños podréis realizar unas u otras actividades programadas.

Son actividades para realizar en familia, tendréis que acompañar a vuestros hijos y estar con ellos para ayudarles, especialmente a los más pequeños. No penséis que los dejáis en la actividad y vosotros tenéis tiempo libre, las actividades no son un concepto de “canguros”. La idea es pasar tiempo en familia.


Cardona amb nens

Cardona amb nens

Para que os hagáis una idea, entre las actividades familiares previstas para el fin de semana que estuvimos nosotros, había: fútbol en familia, manualidades (Taller de hucha de setas, taller de llavero…), granja, huerto, minidisco.

Durante el tiempo que dura la minidisco, hubo música actual para bailar y luego, lo que me llamó la atención, es que la música la adaptaron para los más pequeños e hicieron sonar canciones más infantiles del estilo de los Cantajuegos. Y claro, ya os podéis imaginar, los más peques felices cantando las canciones que se conocen.


Cardona amb nens

En la actividad de la granja los niños pudieron acariciar diferentes tipos de animales (burros, conejos..), dar de comer lechuga al gallo y a las gallinas y estar con las ovejas. Los animales de la pequeña granja siempre están disponibles a la vista para los niños, pero sólo es posible interactuar con ellos en determinadas horas durante la actividad.


Cardona amb nens

Cardona amb nens

Cardona amb nens

Entre las instalaciones del hotel también hay una sala de juegos, campo de futbol y de vóley, una canasta de básquet y piscina interior cubierta.


Cardona amb nens

Quizá donde más percibimos que piensan realmente en las familias fue a la hora de las comidas. Tienen preparada vajilla de plástico para los más peques, como las que tenemos en casa, sin tener que preocuparnos por si cae al suelo la copa de vino que muchas veces encontramos, absurdamente, en las mesas con niños. O sin tener que vigilar que no se claven el tenedor o el cuchillo de sierra afilado. Incluso había pajitas para los más peques en el buffet, sin tener que pedir nada a ningún camarero.

En el desayuno encontramos cuatro tipos de leche sin tener que solicitar nada expresamente en la cocina: leche entera, desnatada, de soja y leche sin lactosa. Es la primera vez que me encuentro algo así en un buffet.


Cardona amb nens

En la cena, me encantó ver que en el buffet había un rincón para el bebé, con puré de verduras triturado para los más peques. De esta manera te evitas tener que pedirlo en la cocina y que mientras, el niño esté llorando desesperado porque no le llega la comida. También hay una sección de comida para niños con comida típica (y tópica) para ellos, como la que se encuentra en muchos restaurantes o buffets a base de macarrones y fritos. Pero por otro lado, se equilibra con sopa de caldo con pasta y varios tipos de verduras, carnes y pescados, incluso langostinos a la plancha.

La experiencia fue muy satisfactoria y hemos vuelto con ganas de repetir y conocer los Vilars Rurals de Arnes y de Sant Hilari Sacalm. Y también poder disfrutar de todas las actividades que ofrecen en los Vilars Rurals. Sobretodo los niños, que se quedaron con ganas de participar en los talleres de manualidades!
Blogging tips