domingo, 27 de diciembre de 2015

Nos vamos a descubrir Marruecos con niños

No sé si recordáis que hace tiempo escribimos un post sobre lugares que habíamos visitado cuando aún no éramos padres y a los que nos encantaría volver a viajar con nuestros hijos, lo podéis leer aquíEste año Papá Noel llamó a nuestra puerta para cumplir uno de nuestros deseos. 


Marruecos en familia


En esta lista de lugares que queremos volver a viajar con niños aparece Marruecos. Santa Claus se presentó en casa de la mano de Viajes Marrackech con un email en el que nos proponía volver viajar a Marruecos con niños

Marruecos en familia

Marruecos en familia

Estamos encantados con la idea de mostrar a nuestros hijos las diferencias culturales de este país tan cercano pero a la vez tan exótico. Queremos revivir con ellos las sensaciones que tuvimos durante nuestro viaje. Pasear por la Medina de Marrackech recordando olores y sabores.


Marruecos en familia

Marruecos en familia

Tenemos muchas ganas de volver a Marruecos para redescubrir Marrakech con ojos de niño. Nos gusta mucho la idea de volver a ciudades que ya conocemos, pues te permite no tener que centrarte únicamente en los lugares de visita imprescindible que siempre son los más turísticos. Vamos a poder disfrutar tranquilamente de paseos por las calles de la Medina, parar a tomar té a la menta tantas veces como queramos y disfrutar de la vida de sus calles.

Vamos a recorrer, también, la ruta de las kashbas con los niños y cruzar las montañas del Atlas para conocer la gente que vive allí y abrirles más la mente. 


Marruecos en familia

Marruecos en familia

Marruecos en familia

Creo que el plato fuerte del viaje será nuestra noche en el desierto, estamos ansiosos por subir a camellodormir en una jaima. Seguro que vamos a recordar sensaciones como las que vivimos este verano en el desierto de Namibia frente a la inmensidad de las dunas. 

Como siempre podréis seguir nuestro viaje en directo en redes sociales: Facebook, Twitter y sobretodo Instagram que es la red que más utilizamos cuando estamos de viaje. Y cuando regresemos os lo contaremos todo aquí. Feliz 2016, que sea un año lleno de salud, amor y buenos momentos. Y muchos viajes, claro!

jueves, 17 de diciembre de 2015

Excursión en Cataluña con niños: el Congost de Montrebei

Excursión Cataluña con niños

En el Montsec, justo en la frontera entre Cataluña y Aragón, el río Noguera Ribagorzana (“Noguera Ribagorçana”) dibuja uno de sus tramos más espectaculares. Es el conocido como Congost de Montrebei, un desfiladero por el que circulan sus aguas color verdes entre espectaculares paredes de roca de más de 500 metros en algunos puntos.

Excursión Cataluña con niños

Excursión Cataluña con niños

En los puntos más estrechos del desfiladero la distancia entre paredes llega a ser de sólo 20 metros. En estos puntos el eco es muy claro, y pasamos un buen rato probando su efecto y viendo cómo las palabras que decíamos se repetían varias veces.


Excursión Cataluña con niños

Excursión Cataluña con niños

Un desfiladero y un puente colgante

Hay que cruzar un puente colgante sobre el río. Es bastante espectacular pero ojo si tenéis miedo a las alturas como yo, no miréis para abajo y concentraros en llegar al otro lado ¡ porque impresiona!


Excursión Cataluña con niños

La excursión dura aproximadamente unas tres horas en total (hora y media por trayecto). No hay mucho desnivel, por lo que no es un trayecto muy exigente.  En determinados tramos el camino circula a bastante nivel sobre el agua, y al no tener vallas hay unos pasamanos metálicos a los que sujetarse. Id con mucho cuidado con los niños porque no hay protecciones. El camino es bastante ancho y no debería haber ningún problema si van por la zona contigua a la pared. Da más impresión cruzar el puente colgante que esta zona con pasamanos.

Excursión Cataluña con niños

Excursión Cataluña con niños

Si tenéis más tiempo y fuerzas para caminar, podéis llegar a la zona de las pasarelas de Montfalcó. Nosotros decidimos dejar esta parte para otro día, pues se puede acceder desde la localidad de Viacamp sin tener que cruzar el Congost de Montrebei. Queda pendiente.


Excursión Cataluña con niños

Excursión Cataluña con niños

Cómo llegar al Congost de Montrebei

En la carretera N-230 que va desde Lleida a Val d’Aran, una vez en Puente Montañana hay que tomar la carretera C- 1311 dirección Tremp y, a pocos metros, tomar la pequeña carretera donde está indicado el Congost de Montrebei. Id atentos porque no hay mucha señalización.

El coche lo podéis dejar en el parking de La Masieta (el precio a diciembre del 2015 era de 4 euros por vehículo). Desde aquí empieza la excursión.


No hay ningún tipo de servicios, así que recordad llevar todo lo que necesitéis (comida, bebida,…)

viernes, 11 de diciembre de 2015

Ruta por Alsacia y sus Mercados de Navidad

Si el año pasado por estas fechas estábamos viajando a Laponia en familia, hace un par de años decidimos vivir una Navidad también muy especial en otro escenario de cuento: Alsacia y sus mercados de Navidad como ya os contamos aquí.

Viajar a Alsacia en estas fechas es como entrar dentro de un cuento de Navidad. Imagina que caen copos de nieve mientras paseas bien abrigado entre puestecitos de adornos navideños y comida típica de la zona. De fondo suenan villancicos mientras tomas un vaso de vino caliente, rodeado de casas de colores con entramados de madera. Mágico, ¿verdad?





Una de las ventajas de esta zona es que los Mercados de Navidad se alargan hasta la víspera de Fin de Año en muchos casos, por lo que el periodo para poder disfrutar de estos mercados es más extenso que en otras zonas donde los mercados terminan el día de Navidad. Podéis consultar las fechas exactas en la web de Turismo de Alsacia, pues cada año varían los días.

Ruta por Alsacia y sus Mercados de Navidad


Alsacia está repleta de pueblos con encanto con su propio Mercado de Navidad. Estos fueron los que visitamos nosotros:


Mulhouse


Mulhouse fue nuestro campo base durante nuestra escapada a Alsacia con niños y, desde aquí, partíamos cada día a de visita por la zona. Mulhouse también tiene su Mercado de Navidad en la Plaza de la Reunión, presidido por la imponente iglesia de Saint Etienne. Lo que más nos gustó y, lo que hace que sea diferente del resto de mercados, es la gran noria gigante y que, por supuesto, a los niños les encantó.También hay un pequeño carrousel, pero esto no es exclusivo de Mulhouse como la noria.





Colmar


Colmar es de cuento, de cuento de Navidad. Aquí los rincones se convierten en estampas navideñas, con un vino caliente en la mano mientras suenan villancicos. 


En Colmar, uno de los centros de la Navidad alsaciana, encontramos cinco Mercados de Navidad. Aquí también hay una pista de patinaje sobre hielo junto a un carrousel, lo que hace de Colma un lugar especial para disfrutar la Navidad con niños.


Una de las zonas más conocidas es la Pequeña Venecia de Alsacia, un barrio de Colmar al que le dan nombre los canales que cruzan esta parte de la ciudad. 


Es una de las partes más curiosas de Colmar, pues aquí los restaurantes se disponen en tarimas sobre el río, y también una de las más húmedas. Y esto es importante y a tener en cuenta, ya que con las temperaturas de Alsacia en diciembre, aquí el frío cala más. En el Mercado de Navidad de la Pequeña Venecia hay algunas atracciones para los más pequeños de la casa.









Obernai


La muralla de Obernai se conserva casi intacta y hay que cruzarla por una de sus puertas para poder acceder al centro del pueblo. Su Mercado de Navidad está dividido en tres plazas y, en una de ellas, hay un belén en el que la mula y las ovejas son animales vivos.









Cerca de aquí se encuentra el bonito Monasterio de Santa Odile, desde donde se obtienen una vistas panorámicas sobre la Alsacia. 


Riquewihr


Riquewihr es una de las estrellas de la ruta alsaciana por su belleza y, aunque es un pueblo precioso, lo que más me llamó la atención fue la visión de Riquewihr rodeada de viñedos a la llegada al pueblo.


Una vez dentro de Riquewihr, las casas de colores y la decoración navideña acaban de completar la belleza pero no fue lo que más nos llamó la atención, quizá por la acumulación de pueblos preciosos y mercados de navidad que llevábamos a nuestras espaldas. Aún así, Riquewihr es preciosos y de parada obligatoria en la ruta de Mercados de Navidad de Alsacia.  


Eguisheim


Esta preciosa localidad conserva su muralla casi intacta y las casas se distribuyen en círculos concéntricos en el interior de la muralla. Sus calles empedradas y casas de colores con entramados de madera y balcones, también de madera, hacen que Egisheim sea considerado uno de los pueblos más bonitos de Francia.




Eguisheim es tan bonito, que además, en el año 2013 los franceses lo consideraron su pueblo favorito.


Kayserberg


Kayserberg se extiende alrededor del río Weiss y para nosotros, como ya os habíamos contado aquí, tiene un encanto especial.


Cuando visitamos Kayserberg su Mercado de Navidad ya había terminado pero el pueblo mantenía la decoración navideña en sus calles.






Estrasburgo

A pesar de que Estrasburgo se conoce como la Capital de la Navidad y es parada obligatoria en una ruta de Mercados de Navidad por Alsacia, nosotros no la visitamos. El motivo fue que ya la conocíamos de un reciente viaje en verano y, preferimos ir a los Vosgos y la Selva Negra como os contaremos más adelante. 


Si no conoces esta ciudad, no te la pierdas porque es muy bonita y, además, tiene uno de los Mercados de Navidad más antiguos de Europa. En Estrasburgo hay más de diez mercadillos de navidad en diferentes lugares de la ciudad. De todos ellos, el más visitado es el de la plaza de la Catedral. Este se viene celebrando desde 1570 y es el más antiguo de Francia.


Si queréis descansar un poco de pueblos con ambiente navideño, os proponemos estás dos escapadas alternativas


Los Vosgos, montañas de Alsacia


Las montañas de los Vosgos están en la misma Alsacia y, en ellas, a parte de cambiar de ambiente y dejar a un lado los mercados navideños, podréis incluso esquiar. Además podréis deleitaros con sus preciosas vistas, sobretodo del "Grand Ballon" como os avanzamos aquí







Escapada a la Selva Negra


La zona de Alsacia pertenece a Francia pero es fronteriza con Alemania, así que desde aquí podéis escaparos a la Selva Negra alemana para conocerla como ya os contamos aquí. Nosotros no teníamos muchos días para añadir a nuestro viaje, así que fue una escapada relámpago a modo de aperitivo de un viaje que esperamos que llegue en el futuro, Selva Negra con niños.






También podéis pasar un día en el Parque de Atracciones de El Principito, "Petite Prince" que inauguraron recientemente y que nosotros no visitamos porque aún no estaba abierto. 

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Laponia con niños: qué ropa llevar en invierno

Hace un año exactamente estábamos inmersos en los preparativos de nuestro viaje a Laponia con niños (como ya os contamos aquí) con el objetivo de cumplir dos sueños: conocer a Santa Claus (aquí nuestra experiencia) y ver auroras boreales (más detalles aquí). 

Como sabéis, Papá Noel vive en el Círculo Polar Ártico, concretamente en Rovaniemi (Finlandia). Una de nuestras principales preocupaciones era la temperatura que podíamos encontrar en Laponia en invierno y cómo había que ir vestido para no pasar frío.


Laponia con niños

Qué ropa llevar a Laponia en invierno 

Viajamos a Laponia (Finlandia) a principios de Diciembre, para el Puente de la Purísima y tuvimos mucha suerte con las temperaturas pues, la mayor parte del tiempo, oscilaron entre los dos grados positivos y los dos grados negativos. Únicamente en algún momento puntual llegamos a ocho grados negativos y aquí empezamos a notar más frío, igual que cuando soplaba el viento y la sensación de frío aumentaba.




Os recomendaría ir vestidos con varias capas, o técnica de la cebolla ;) para ir poniendo y quitando ropa en función de los grados de temperatura. En los lugares cerrados, la calefacción es muy potente por lo que no es extraño incluso llegar a sentir calor.



Laponia con niños

Nuestra recomendación en cuanto a ropa para ir a Finlandia en invierno consistiría en llevar varias capas: la primera es la ropa interior térmica, tanto mallas en las piernas como camiseta interior térmicas (mejor que no sea de lycra pues es más fría y da menos calor al cuerpo). Los calcetines también tienen una función muy importante pues los pies son una zona muy delicada donde si no lleváis el calzado adecuado ni los calcetines correctos es bastante probable sentir frío. Aquí también podéis poner un par de calcetines para intentar aislar al máximo el pie del suelo.



Laponia con niños

La siguiente capa sobre la camiseta térmica sería un jersey de montaña o esquí, que iría justo debajo del anorak de esquí o chaqueta técnica. Son bastante finitos y abrigan mucho y aíslan del frío. Sobre este jersey ya iría la última capa, la chaqueta exterior o anorak. Si tenéis mucho frío o las temperaturas son muy bajas podéis añadir un forro polar entre el jersey y el anorak. Más vale que sobre que no que falte. Para las piernas, sobre las mallas térmicas podéis llevar un pantalón de esquí.



Laponia con niños

Las manos son otro punto sobre al que tener mucho cuidado y llevarlas bien protegidas para no pasar frío. Podéis llevar unos guantes interiores de tela, que mantienen mucho el calor pero se empapan y, sobre ellos, tenéis que poner unos buenos guantes de esquí impermeables. Estos guantes interiores van muy bien para hacer fotos, por ejemplo, ya que las manos quedan cubiertas pero puedes manipular la cámara y con los guantes de esquí es imposible. 


También venden unas pastillas para el frío que se pueden poner en pies y manos y dan calor, quizá os vayan bien también pero fijaos bien en las instrucciones para colocarlas adecuadamente.



En la tienda fijaos bien en las prendas que indiquen "frío extremo" o una temperatura bien baja (en nuestro caso las chaquetas técnicas indicaban -20ºC). Las podéis encontrar en la mayoría de tiendas de deporte.



Laponia con niños

En cuanto al calzado, también clave para no pasar frío en los pies, podéis llevar bota tipo descanso de esquí o bota de montaña que escupa el agua. Nosotros compramos botas impermeables y nos fueron muy bien y, además, las hemos aprovechado en excursiones por la montaña. También probamos unos descansos de esquí que nos dejaron para los niños y funcionaron bien. Preguntad en la tienda y mientras sean impermeables y escupan el agua todo vale. Así que valorad qué vais a utilizar más luego.


La zona del cuello y cabeza deben ir muy bien protegidos, así que llevad pasamontañas y prendas que cubran estas partes (pensad en cubrir orejas, nariz,...), especialmente en actividades al aire libre ya que al tomar velocidad en la moto de nieve o trineo, el viento viene de cara y aumenta la sensación de frío considerablemente.


Laponia con niños

Las empresas que ofrecen actividades en el exterior (trineo tirado por huskies y renos, motos de nieve,...) tienen ropa especial que os ofrecerán cuando vayáis a hacer la actividad y que colocaréis encima de vuestra ropa. En nuestro caso no la necesitamos porque la mayoría de actividades las hicimos a una temperatura de entre +2ºC y -2C.


Laponia es un destino espectacular por su belleza y mágico porque allí vive Santa Claus. Es un destino caro pero, como os contamos aquí, nos salió mucho mejor de precio de lo que pensábamos.

Otros artículos sobre el viaje a Laponia con niños que os pueden interesar:

- Viaje a Laponia (Finlandia) con niños
Presupuesto de un viaje a Laconia con niños: información práctica y direcciones
- 3 formas de conocer a Papa Noel en Laponia
- Laponia con niños: la magia de conocer a Papa Noel

domingo, 8 de noviembre de 2015

Entre libros en Cal Pinyota de Bellprat: una experiencia de turismo cultural para la familia

Bellprat es un pueblo muy chiquitín de la comarca de Anoia, en Cataluña, a una hora aproximadamente de Barcelona en coche. Allí cada año, durante un fin de semana del mes de junio celebran la Vila del Llibre (Villa del Libro), unos días con actividades relacionadas con el mundo de la literatura y del que ya os hablamos AQUÍ.

Con la intención de que las actividades no quedaran limitadas únicamente a un fin de semana al año, desde Bellprat han ampliado la oferta y ahora organizan fines de semana temáticos para familias o grupos basados en la literatura.





Fin de semana en familia en la Casa Rural Cal Piñota

Cuando nos invitaron a probar el fin de semana familiar que preparan en Cal Pinyota con nuestros amigos de Viajares, no lo dudamos ni un segundo, pues sabíamos que lo prepararían con el mismo cariño con el que preparan la Vila del Llibre y además, con un gusto exquisito. Cal Pinyota es una casa rural con capacidad para diez personas, con la particularidad de que está todo decorado con libros y las habitaciones también son peculiares. Cada una de ellas está inspirada en un tema literario: "La Colometa" en el teatro, "Pepe Carvalho" en la novela negra, "Serrallonga" en la novela histórica y "Anoia" para los amantes de los viajes. Ya os podéis imaginar que nos quedamos un buen rato observando los detalles de la habitación de los viajes y soñando con nuevas aventuras.




Inculcar el amor por la lectura y los libros a nuestros hijos es el eje principal sobre el que giran todas las actividades. Las actividades que preparan para las familias son un tanto diferentes a lo que estamos acostumbrados y eso nos sirvió para pasar un fin de semana de turismo cultural en familia basado en los libros. 






Gincana familiar y taller de cuentacuentos

Tras escuchar detenidamente las instrucciones de Violant (Grupo Mediática) partimos hacia la búsqueda de los objetos necesarios para poder pintar nuestro arcoiris. Después los papás participamos en un taller para mejorar la forma en  que leemos libros a nuestros hijos y en el que aprendimos algunas técnicas. Contar historias puede ser una interesante actividad en familia, no sólo relegada a la hora de dormir.






Juego de rol para niños

Quizá esta fue la actividad que más me sorprendió del fin de semana, pues hasta ese momento no pensaba que los juegos de rol pudieran ser para niños. Fue una actividad parecida a una gincana que consistía en hacer pruebas por el pueblo. La diferencia estaba en que los niños no competían entre sí, sino que todos formaban un equipo dirigidos por los organizadores del juego, La Cara 20. A cada niño le asignaron una fortaleza y jugaba un papel único dentro del grupo. En lugar de competir entre ellos por ganar el juego, se necesitaban los unos a los otros para poder avanzar a la siguiente fase del juego pues cada niño jugaba un papel clave para poder conseguir el objetivo del grupo, incluso adaptaron el juego para los más pequeños para que pudieran participar y desempeñar un rol dentro del equipo. Juntos crearon una historia que se iba modificando según la creatividad de los niños.






Visita a una granja con comida ecológica

Cerca de Bellprat, dirección a Igualada, se encuentra la Granja Can Casellas. A todos los niños les encantan los animales y, para los que viven en la ciudad, disfrutar un rato de ellos se convierte es toda una aventura. Ver caballos, incluso subir a dar una vuelta en ellos, los cerdos, las ocas o ver si una gallina ha puesto un huevo son actividades con las que los niños disfrutan muchísimo. 


Y si además se puede comer en la granja platos elaborados con verduras recién recogidas del huerto y comer una parrillada de carne ecológica la actividad ya se convierte en planazo. Y es que todas las verduras, hortalizas y la carne que sale de Can Casellas tiene el certificado de alimentación ecológica.



Granja Can Casellas

Granja Can Casellas

Granja Can Casellas

Os dejamos con este video resumen de nuestro fin de semana:



Artículos relacionados que os pueden interesar:
-Bellprat, la vila del llibre
-Granjas con animales para niños cerca de Barcelona
Blogging tips