miércoles, 4 de febrero de 2015

Portugal con niños: el curioso pueblo de Monsanto

Tras pasar unos días en Extremadura el pasado verano, seguimos nuestra ruta hacia Portugal. Cerquita de la frontera con España se encuentra Monsanto, un pueblo portugués de lo más particular. De calles empedradas, como a mi me gustan, aquí los adoquines tienen poco protagonismo.  Lo curioso de este pueblo no está en el suelo, sino más arriba.


Portugal con niños

Portugal con niños
Portugal con niños

Sus casas con paredes gruesas de granito y tejas rojas, permanecen incrustadas entre grandes piedras.

Parece como si una lluvia de grandes rocas hubiera caído sobre Monsanto, ¿no creéis? Enormes piedras redondeadas yacen sobre las calles de esta aldea, al cobijo de las cuales los habitantes de Monsanto han construido sus casas, restaurantes, supermercados y otros edificios.


Portugal con niños

Portugal con niños

Actualmente, hasta esta aldea llegan jóvenes hippies que deciden vivir en cuevas bajo las rocas de Monsanto.

Ubicado en una colina, varios miradores en las calles de Monsanto ofrecen vistas espectaculares del Valle de Idanha-Nova.


Portugal con niños

Portugal con niños

Monsanto es considerado el pueblo “más portugués de Portugal” por la disposición de sus calles estrechas y muros de piedra de sus edificios. Así lo corrobora el gallo de plata que corona la Torre de Lucano del siglo XIV.


Portugal con niños

En lo alto de la colina, el castillo de Monsanto, hoy derruido, ha sido testigo durante la historia de las distintas batallas libradas por los sucesivos ataques del Reino de León. Subir hasta él requiere una mínima forma física y es imprescindible una mochila portabebés para niños pequeños.


Artículos que os pueden interesar:

2 comentarios:

  1. Curioso pueblo!! Lo de las rocas en las casas me ha dejado impactada!! Si parece que van a aplastar las casas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!! Es muy curioso!! Lo vi en un reportaje y pensé: "esto lo tenemos que ver" ;)

      Eliminar

Blogging tips