miércoles, 30 de septiembre de 2015

Namibia con niños: ver delfines y focas en Walvis Bay

Walvis Bay es uno de los principales destinos vacacionales de playa de Namibia, junto con su vecina Swakopmund. Tras cruzar el Desierto del Namib por carretera y más tierras solitarias en las que no encuentras ni un alma, llegar a esta franja costera de Namibia es como llegar a un oasis de civilización.  

Muchos namibios (incluso también algunos centroeuropeos, sobretodo alemanes) eligen Walvis Bay, Swakopmund o las bahías que hay entre estas dos ciudades para pasar sus vacacioes o retirarse. Aquí hay servicios y hospitales, incluso Angelina Jolie decidió dar a luz a uno de sus hijos en Swakopmund. 


A nivel turístico, la oferta de actividades en ambas localidades es muy amplia: desde hacer kayak con focas o surf en las dunas del desierto ("sandboarding"), por ejemplo.

La primera de las noches que pasamos en esta zona disfrutamos de una puesta de sol maravillosa desde la laguna de Walvis Bay, viendo cómo se ponía el sol frente a un mar repleto de flamencos. 

pelicanos namibia

puesta de sol africa

La tranquilidad de estas aves, nadando y volando en un atardecer de ensueño contrastaba con la cantidad de enormes barcos pesqueros y petroleros junto con plataformas construidas sobre el mar. En un primer momento nos sorprendió su presencia, hasta nos llegó a fastidiar. Pero al caer la noche, cuando se encienden todas las luces de los barcos y de las plataformas, unido al sonido de las olas rompiendo en la arena, la estampa se convierte en un espectáculo, capaz de transmitir la inmensidad del mar a través de esos colosos pesqueros. 


namibia

namibia

En Walvis Bay vive una gran colonia de focas, sólo superada en cantidad por la colonia de Cape Cross. Para ver focas y delfines con niños, además de otras especies marinas, una buena opción es dar un paseo por la bahía en barco. Después del buen sabor de boca que nos quedó tras realizar la actividad de avistamiento de ballenas en Sudáfrica no dudamos en salir al mar a buscar a estos animales.


namibia

Namibia

Namibia

Viatges Tuareg, a través de Dolphin Levo Toursofrece una excursión muy completa de aproximadamente tres horas y media por la laguna. A bordo de nuestro barco pudimos observar pelícanos volando sobre nosotros siguiendo las instrucciones de la capitana Crystal, quien nos enseñó también la zona de cultivo de ostras y mejillones y las maniobras que hacen desde los barcos con las redes para poder recogerlos. 


Namibia

Namibia

walvis bay

Namibia

Al llegar a Pelican Point, encontramos la colonia de focas marinas que habitan la zona y pudimos estar contemplando sus piruetas en el agua y zambullidas.


Walvis Bay

Walvis Bay

Salimos a mar abierto en busca de delfines y, aunque esa mañana estaban tímidos y no se dejaban ver mucho, al final nos regalaron unos minutos de nado junto a nuestro barco. Aquí os dejamos un video resumen de nuestra experiencia:


El colofón a la actividad fue el brindis con vino espumoso por los animales que habíamos visto y un picnic a bordo del barco basado en productos del mar, siendo las ostras las protagonistas principales.
walvis bay
____________________________________________________
Queremos dar las gracias a Viatges Tuareg por el apoyo recibido para realizar esta actividad.

Artículos relacionados que os pueden interesar:
-Namibia con niños: consejos para preparar el viaje

martes, 22 de septiembre de 2015

La Ruta Panorama de Sudáfrica

La primera parada en nuestro viaje a Sudáfrica con niños fue La Ruta Panorama. Se encuentra a unas cuatro horas de Johannesburgo, dirección al Parque Kruguer. 

La Ruta Panorama recorre parte del Cañón del Río Blydeel tercero más grande del mundo después del Cañón del Colorado (Estados Unidos) y el Cañón del río Fish (Namibia).


Cañón río Blyde

God’s Window

Partiendo de Graskop, donde pasamos la noche, la Ruta Panorama la iniciamos en God’s Window (la ventana de Dios). Tras pagar la tasa de 10 rands (menos de un euro al cambio –agosto 2015) accedimos a los distintos miradores que hay sobre el Cañón del Río Blyde.

Es imprescindible utilizar mochila portabebés en el caso de que algún niño no pueda caminar, pues hay muchas escaleras y zonas donde sería imposible acceder con carrito, sobretodo la parte de la Rain Forest (el bosque lluvioso).

Cañón río Blyde

Cañón río Blyde

Cañón río Blyde

PotHoles

El río Blyde ha ido escarpando con su paso un cañón de cascadas y formas curiosas. Al pasar por la zona denominada PotHoles, el río ha creado agujeros en forma de ollas por los que circula el agua.

Hay que pagar por persona y vehículo, en nuestro caso (dos adultos y dos niños más coche costó 120 rands–el pequeño aún no pagaba). Hay accesos habilitados para carritos de bebé y sillas de ruedas.


Cañón río Blyde

Cañón río Blyde


Cañón río Blyde

Three Rondavels

Three Rondavels son tres montañas unidas que bordean el rio Blyde. Recuerdan a las antiguas construcciones de los oriundos de la zona, de forma redondeada y techo de paja.

Hay un tramo accesible para carrito y silla de ruedas. Si queréis llegar hasta el último mirador tendréis que llevar la mochila portabebés o llevar un ratito al peque en brazos. La tasa para entrar son 10 rands.


Ruta Panorama Sudáfrica

Artículos relacionados que os pueden interesar:
-Sudáfrica con niños:preparativos

lunes, 14 de septiembre de 2015

Ver ballenas en Sudáfrica

Entre los meses de julio y septiembre, las ballenas acuden a las costas de Sudáfrica para reproducirse y criar siguiendo su recorrido hacia el sur. El tipo de ballena más común que se puede ver es la ballena franca austral, aunque también llegan a las costas ballenas jorobadas.

Durante nuestro viaje a Sudáfrica con niños, tuvimos la oportunidad de ver ballenas en distintos puntos de nuestro recorrido. Algunas veces desde la costa y también en barco.


ballenas sudafrica

Ver ballenas desde tierra en Sudáfrica es posible, aunque hay que agudizar bien la vista. La primera vez que tuvimos un encuentro con un cetáceo fue en Port Alfred, justo antes de empezar a hacer el recorrido de la Ruta Jardín. Los niños jugaban a tirarse por las dunas en la playa cuando, de repente, vimos una aleta negra en el mar. Seguimos asombrados los juegos de la ballena, dando vueltas sobre si misma y sacando la cola.

ballenas sudafrica

ballenas sudafrica

El siguiente encuentro con una ballena desde la costa fue en Gaansbai, donde también pudimos disfrutar de los juegos de una ballena cerca de la orilla.

Pero la mejor forma de ver ballenas es con una excursión en barco organizada. Hay salidas desde distintas localidades, pero quizá el lugar que se lleva la fama como el mejor sitio para ver ballenas es Hermanus, pues cada año acuden grupos de ballenas a su bahía para disfrutar de sus aguas.

ballenas sudafrica

La duración aproximada de la actividad para ver ballenas es de algo más de dos horas, el tiempo de la excursión varía según cada salida del barco en función del tiempo de ida y vuelta necesario para llegar al punto donde estén. 

Cuando llegamos al lugar en el que estaban las ballenas, disfrutamos de un grupo de estos cetáceos que nos observaba también a nosotros y jugaban y hacían piruetas frente a nosotros. El momento más espectacular de todos fue cuando una de las ballenas decidió obsequiarnos con dos brincos ("whale breaching" para los expertos) que nos dejaron casi sin respiración.  


ballenas sudafrica

ballenas sudafrica

ballenas sudafrica

Imprescindible que toméis biodramina o algún medicamento para evitar al máximo el mareo. Vimos gente pasarlo muy mal por este motivo, que apenas se levantaron de las sillas y pasaron un rato fatal. La parte que más marea es cuando el barco se queda parado para ver cómo se mueven las ballenas, incluso más que cuando está navegando.

ballenas sudafrica

ballenas sudafrica

Contratamos la excursión con Southern Right Charters a través de Viatges Tuareg, salen desde el puerto los días en los que la climatología y las condiciones del mar lo permiten. Así que no está asegurada la salida cada día, por lo que hay que confirmarlo el mismo día. El precio era: 700 rands adulto y 300 rand niños. Las patatas fritas y la bebida al final del viaje nos ayudó a volver a poner el estómago en su sitio. 

En este video podéis ver un resumen de la actividad:



Otros artículos que os pueden interesar:
-Sudáfrica con niños: primeras impresiones tras el regreso
-Sudáfrica con niños: preparativos
-La Ruta Panorama de Sudáfrica
-Safari con niños en el Parque Kruger de Sudáfrica

lunes, 7 de septiembre de 2015

Sudáfrica con niños: primeras impresiones tras el regreso

Recién llegados de nuestro viaje por Sudáfrica, Suazilandia y Nambia con niños, sólo puedo tener buenas palabras sobre la experiencia que hemos vivido. 

Ha sido casi un mes recorriendo el sur de África con niños, un mes lleno de aventuras, de esas que se recuerdan siempre. Hay tanto por contar que no sé por dónde empezar, y es que 28 días de viaje y nueve mil kilómetros recorridos dan para mucho.



Volviendo la vista atrás, puedo decir que todo han sido experiencias positivas y que el viaje ha sido mucho más fácil de lo que nos esperábamos. La única excepción fue un par de pinchazos de rueda en Namibia, pero de este país ya hablaremos en otro artículo. Hoy me centraré en nuestras primeras impresiones tras regresar de Sudáfrica

La seguridad en Sudáfrica


Esta es una de las principales preocupaciones de la gente y la eterna cuestión en cuanto contábamos nuestros planes consistían en ir de vacaciones a Sudáfrica con niños

Habíamos oído que mejor no entrar en determinados barrios de grandes ciudades e ir con cuidado al parar en los semáforos. Nosotros no nos hemos encontrado en ninguna situación comprometida pero, aún así, íbamos alerta y no hemos circulado por barrios delicados, como pueda ser Soweto en Johannesburgo, ni tampoco de noche en grandes ciudades. Lo que hicimos fue intentar aplicar lógica y sentido común y también ajustar los horarios casi a la luz solar. Nos levantábamos muy pronto y acostábamos también pronto. De esta forma evitábamos pasear y circular con el coche por ciudades una vez había oscurecido. 



Malaria en Sudáfrica

De nuestro recorrido, la única zona de Sudáfrica con riesgo de malaria era el Parque Kruguer y también Suazilandia. Visitando el país en gosto no encontramos casi mosquitos en nuestro recorrido (en el sur del Parque Kruguer sí que vimos alguno), pues Agosto pertenece al invierno austral. Extremamos precauciones en las zonas con riesgo de malaria, y con un buen repelente y pulseras antimosquitos no hemos sufrido ni una sola picadura. 

Red de carreteras en Sudáfrica

Las carreteras están bien, incluso la mayoría de dentro de los Parques son de asfalto. Algunas carreteras secundarias de los parques son pistas de tierra, pero se puede circular sin ningún problema.

El único tramo donde sufrimos con el coche fue en la subida a la cordillera Drakensberg a través del Sani Pass, la frontera con Lesoto. Aquí es imprescindible un 4 x 4 para llegar hasta arriba de la montaña.


Qué ropa llevar a Sudáfrica en invierno


Aunque sea agosto, y por lo tanto invierno, se trata de un invierno muy suave. Hay diferencia de temperaturas entre el norte y el sur del país, y también hace más fresco en las zonas de montaña, como pudimos comprobar en los montes Drakensberg. Pero aún así no es, para nada, el mismo frío que podríamos encontrar en los Pirineos en invierno. Para las actividades en el mar también hay que abrigarse más, especialmente si sopla viento o el día es lluvioso.

El resto de días íbamos en manga corta y pantalón fino largo, y a veces por la mañana y última hora de la tarde necesitábamos un jersey. Llevar un polar y un chubasquero o cortavientos no está de más.



Hacer un safari con niños

Tan fácil como subir los niños al coche y empezar a buscar animales todos juntos. Así de sencillo ha sido hacer un safari con niños. Os lo cuento con más calma aquí.


Requisitos burocráticos para entrar en Sudáfrica con niños


Pudimos confirmar la necesidad de presentar la partida literal de nacimiento que solicitamos en el Registro Civil de los niños cada vez que cruzamos la frontera para entrar en Sudáfrica y también, algunas veces para salir. Asímismo también nos la pidieron cuando estábamos en tránsito, en el vuelo que hicimos desde Namibia con escala en Johannesburgo, donde teníamos que tomar el vuelo de regreso a Barcelona vía Qatar. He leído que Botswana está empezando a aplicar la misma normativa, así que informaros bien de los requisitos si vais a viajar por la zona, no vaya a ser que otros países apliquen este requisito de entrada.

Visto lo visto, nuestra conclusión es que hay demasiados prejuicios ante la idea de viajar a África con niños. El viaje ha sido mucho más fácil de lo que imaginábamos a priori.




Blogging tips