miércoles, 25 de noviembre de 2015

Laponia con niños: qué ropa llevar en invierno

Hace un año exactamente estábamos inmersos en los preparativos de nuestro viaje a Laponia con niños (como ya os contamos aquí) con el objetivo de cumplir dos sueños: conocer a Santa Claus (aquí nuestra experiencia) y ver auroras boreales (más detalles aquí). 

Como sabéis, Papá Noel vive en el Círculo Polar Ártico, concretamente en Rovaniemi (Finlandia). Una de nuestras principales preocupaciones era la temperatura que podíamos encontrar en Laponia en invierno y cómo había que ir vestido para no pasar frío.


Laponia con niños

Qué ropa llevar a Laponia en invierno 

Viajamos a Laponia (Finlandia) a principios de Diciembre, para el Puente de la Purísima y tuvimos mucha suerte con las temperaturas pues, la mayor parte del tiempo, oscilaron entre los dos grados positivos y los dos grados negativos. Únicamente en algún momento puntual llegamos a ocho grados negativos y aquí empezamos a notar más frío, igual que cuando soplaba el viento y la sensación de frío aumentaba.




Os recomendaría ir vestidos con varias capas, o técnica de la cebolla ;) para ir poniendo y quitando ropa en función de los grados de temperatura. En los lugares cerrados, la calefacción es muy potente por lo que no es extraño incluso llegar a sentir calor.



Laponia con niños

Nuestra recomendación en cuanto a ropa para ir a Finlandia en invierno consistiría en llevar varias capas: la primera es la ropa interior térmica, tanto mallas en las piernas como camiseta interior térmicas (mejor que no sea de lycra pues es más fría y da menos calor al cuerpo). Los calcetines también tienen una función muy importante pues los pies son una zona muy delicada donde si no lleváis el calzado adecuado ni los calcetines correctos es bastante probable sentir frío. Aquí también podéis poner un par de calcetines para intentar aislar al máximo el pie del suelo.



Laponia con niños

La siguiente capa sobre la camiseta térmica sería un jersey de montaña o esquí, que iría justo debajo del anorak de esquí o chaqueta técnica. Son bastante finitos y abrigan mucho y aíslan del frío. Sobre este jersey ya iría la última capa, la chaqueta exterior o anorak. Si tenéis mucho frío o las temperaturas son muy bajas podéis añadir un forro polar entre el jersey y el anorak. Más vale que sobre que no que falte. Para las piernas, sobre las mallas térmicas podéis llevar un pantalón de esquí.



Laponia con niños

Las manos son otro punto sobre al que tener mucho cuidado y llevarlas bien protegidas para no pasar frío. Podéis llevar unos guantes interiores de tela, que mantienen mucho el calor pero se empapan y, sobre ellos, tenéis que poner unos buenos guantes de esquí impermeables. Estos guantes interiores van muy bien para hacer fotos, por ejemplo, ya que las manos quedan cubiertas pero puedes manipular la cámara y con los guantes de esquí es imposible. 


También venden unas pastillas para el frío que se pueden poner en pies y manos y dan calor, quizá os vayan bien también pero fijaos bien en las instrucciones para colocarlas adecuadamente.



En la tienda fijaos bien en las prendas que indiquen "frío extremo" o una temperatura bien baja (en nuestro caso las chaquetas técnicas indicaban -20ºC). Las podéis encontrar en la mayoría de tiendas de deporte.



Laponia con niños

En cuanto al calzado, también clave para no pasar frío en los pies, podéis llevar bota tipo descanso de esquí o bota de montaña que escupa el agua. Nosotros compramos botas impermeables y nos fueron muy bien y, además, las hemos aprovechado en excursiones por la montaña. También probamos unos descansos de esquí que nos dejaron para los niños y funcionaron bien. Preguntad en la tienda y mientras sean impermeables y escupan el agua todo vale. Así que valorad qué vais a utilizar más luego.


La zona del cuello y cabeza deben ir muy bien protegidos, así que llevad pasamontañas y prendas que cubran estas partes (pensad en cubrir orejas, nariz,...), especialmente en actividades al aire libre ya que al tomar velocidad en la moto de nieve o trineo, el viento viene de cara y aumenta la sensación de frío considerablemente.


Laponia con niños

Las empresas que ofrecen actividades en el exterior (trineo tirado por huskies y renos, motos de nieve,...) tienen ropa especial que os ofrecerán cuando vayáis a hacer la actividad y que colocaréis encima de vuestra ropa. En nuestro caso no la necesitamos porque la mayoría de actividades las hicimos a una temperatura de entre +2ºC y -2C.


Laponia es un destino espectacular por su belleza y mágico porque allí vive Santa Claus. Es un destino caro pero, como os contamos aquí, nos salió mucho mejor de precio de lo que pensábamos.

Otros artículos sobre el viaje a Laponia con niños que os pueden interesar:

- Viaje a Laponia (Finlandia) con niños
Presupuesto de un viaje a Laconia con niños: información práctica y direcciones
- 3 formas de conocer a Papa Noel en Laponia
- Laponia con niños: la magia de conocer a Papa Noel

domingo, 8 de noviembre de 2015

Entre libros en Cal Pinyota de Bellprat: una experiencia de turismo cultural para la familia

Bellprat es un pueblo muy chiquitín de la comarca de Anoia, en Cataluña, a una hora aproximadamente de Barcelona en coche. Allí cada año, durante un fin de semana del mes de junio celebran la Vila del Llibre (Villa del Libro), unos días con actividades relacionadas con el mundo de la literatura y del que ya os hablamos AQUÍ.

Con la intención de que las actividades no quedaran limitadas únicamente a un fin de semana al año, desde Bellprat han ampliado la oferta y ahora organizan fines de semana temáticos para familias o grupos basados en la literatura.





Fin de semana en familia en la Casa Rural Cal Piñota

Cuando nos invitaron a probar el fin de semana familiar que preparan en Cal Pinyota con nuestros amigos de Viajares, no lo dudamos ni un segundo, pues sabíamos que lo prepararían con el mismo cariño con el que preparan la Vila del Llibre y además, con un gusto exquisito. Cal Pinyota es una casa rural con capacidad para diez personas, con la particularidad de que está todo decorado con libros y las habitaciones también son peculiares. Cada una de ellas está inspirada en un tema literario: "La Colometa" en el teatro, "Pepe Carvalho" en la novela negra, "Serrallonga" en la novela histórica y "Anoia" para los amantes de los viajes. Ya os podéis imaginar que nos quedamos un buen rato observando los detalles de la habitación de los viajes y soñando con nuevas aventuras.




Inculcar el amor por la lectura y los libros a nuestros hijos es el eje principal sobre el que giran todas las actividades. Las actividades que preparan para las familias son un tanto diferentes a lo que estamos acostumbrados y eso nos sirvió para pasar un fin de semana de turismo cultural en familia basado en los libros. 






Gincana familiar y taller de cuentacuentos

Tras escuchar detenidamente las instrucciones de Violant (Grupo Mediática) partimos hacia la búsqueda de los objetos necesarios para poder pintar nuestro arcoiris. Después los papás participamos en un taller para mejorar la forma en  que leemos libros a nuestros hijos y en el que aprendimos algunas técnicas. Contar historias puede ser una interesante actividad en familia, no sólo relegada a la hora de dormir.






Juego de rol para niños

Quizá esta fue la actividad que más me sorprendió del fin de semana, pues hasta ese momento no pensaba que los juegos de rol pudieran ser para niños. Fue una actividad parecida a una gincana que consistía en hacer pruebas por el pueblo. La diferencia estaba en que los niños no competían entre sí, sino que todos formaban un equipo dirigidos por los organizadores del juego, La Cara 20. A cada niño le asignaron una fortaleza y jugaba un papel único dentro del grupo. En lugar de competir entre ellos por ganar el juego, se necesitaban los unos a los otros para poder avanzar a la siguiente fase del juego pues cada niño jugaba un papel clave para poder conseguir el objetivo del grupo, incluso adaptaron el juego para los más pequeños para que pudieran participar y desempeñar un rol dentro del equipo. Juntos crearon una historia que se iba modificando según la creatividad de los niños.






Visita a una granja con comida ecológica

Cerca de Bellprat, dirección a Igualada, se encuentra la Granja Can Casellas. A todos los niños les encantan los animales y, para los que viven en la ciudad, disfrutar un rato de ellos se convierte es toda una aventura. Ver caballos, incluso subir a dar una vuelta en ellos, los cerdos, las ocas o ver si una gallina ha puesto un huevo son actividades con las que los niños disfrutan muchísimo. 


Y si además se puede comer en la granja platos elaborados con verduras recién recogidas del huerto y comer una parrillada de carne ecológica la actividad ya se convierte en planazo. Y es que todas las verduras, hortalizas y la carne que sale de Can Casellas tiene el certificado de alimentación ecológica.



Granja Can Casellas

Granja Can Casellas

Granja Can Casellas

Os dejamos con este video resumen de nuestro fin de semana:



Artículos relacionados que os pueden interesar:
-Bellprat, la vila del llibre
-Granjas con animales para niños cerca de Barcelona
Blogging tips