miércoles, 20 de enero de 2016

Safari con niños en el Parque Kruger de Sudáfrica

Otro sueño viajero cumplido: hacer un safari con niños. Uno de los motivos principales por los que elegimos viajar a Sudáfrica con niños fue para vivir esta experiencia, un safari en familia. 



La intención era hacer un safari para poder enseñarles el máximo de colosos del mundo animal en su hábitat. Leones, leopardos, búfalos, elefantes y rinocerontes forman el club de los cinco grandes (o big fivey tuvimos la suerte de verlos el primer día en el Parque Kruger de Sudáfrica, junto con muchas jirafas, cebras, antílopes, impalas, monos e incluso hienas.




Es emocionante el momento en el que localizas al animal totalmente mimetizado en su hábitat, apenas distinguible. Gritos contenidos, euforia, cámaras en man. Todo listo para acercarnos sigilosamente a nuestro objetivo.



Dormir dentro del Parque Kruger

Dormir en el Parque Kruger a un precio razonable es posible. Reservando a través de la web oficial de los parques de Sudáfrica www.sanparks.com.za podéis dormir dentro del parque por un precio alrededor de los 40 – 50 Euros, según el campamento (precio habitación 4 personas, se pueden añadir personas extras pagando un suplemento y utilizando las camas existentes). Para aquellos que quieran un plan de lujo, hay lodges donde la noche cuesta 200 ó 500 Euros. Como veis, hay para todos los gustos. Pero fue una sorpresa más que agradable poder dormir dentro del parque a un precio más que razonable.




Según el campamento, las habitaciones tienen más o menos facilidades. Algunas tienen baño privado y otras compartido, cocina,…en la web explican todos los detalles.

Reservad con antelación porque suelen llenarse rápidamente, especialmente en temporada alta.



Conducir dentro del Parque Kruguer

Podéis ir conduciendo tranquilamente con vuestro propio coche de alquiler, sin salir de las carreteras marcadas. O si lo preferís podéis hacer un safari de los que organizan el propio parque o agencias especializadas (consultad las condiciones, pero normalmente los niños tienes que ser mayores de seis años). 


El límite de velocidad es de 50 kilómetros hora y sólo se puede circular durante el periodo en el que las puertas de acceso al parque están abiertas (en Agosto, desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde). Tenéis que ir con suficiente margen como para poder entrar al parque y llegar hasta el campamento en el que os alojéis. En caso contrario, no os dejarán entrar en el parque.

Está permitido circular con autocaravana por las principales carreteras del parque.


Comer en el Parque Kruger

Hay algunas áreas habilitadas para picnic. En algunos campamentos hay restaurantes donde comer, comprar víveres o poner gasolina. 

En la recepción de los campamentos encontraréis un mapa que van actualizando y donde los rangers van marcando los puntos en los que los animales han sido vistos.




En las puertas de acceso al parque Kruguer podéis comprar un cuaderno en el que se indica el nombre de los animales (hay tantas especies que a veces cuesta identificarlos) y una relación de animales que hay en el parque. Tenéis que comprar este libro, especialmente si vais con niños, pues se divierten mucho marcando los animales que han ido encontrando y de paso aprenden sus nombres. En este libro también se indican las distancias en kilómetros y tiempo entre los campamentos, muy útil para poder calcular el tiempo de desplazamiento.
Blogging tips