martes, 23 de febrero de 2016

5 Destinos donde pasar ese día extra de un año bisiesto

El año 2016 es un año bisiesto, esto se traduce en que cada cuatro años el mes de febrero tiene un día más. Y ¿qué os parece la idea de tomarlo como un regalo? Este mes tendremos 24 horas más para poder hacer lo que deseemos. Así que, toca aprovecharlas al máximo. Tenemos un día extra para estar con la familia, ver a los amigos o hacer lo que más os apetezca. Además cae en lunes, así que una opción más que justificada para celebrar este tiempo extra es alargar el fin de semana y marcarse un mini break de tres días.


Alojamiento en Lisboa
Lisboa
Hotel o apartamento

El dilema de siempre. Las ventajas de alojarse en un apartamento para una familia son muchas, sobre todo si es numerosa. Todos sabemos lo difícil que es encontrar habitaciones de hotel para más de cuatro miembros y tener que reservar dos habitaciones incrementa muchísimo el presupuesto. La oferta de alquiler de apartamentos (incluso casas, porque también hay casas completas que se pueden reservar), donde quepa tranquilamente una gran familia es mucho más amplia.

Igualmente si vuestra familia no es numerosa también tenéis la ventaja de que los apartamentos son mucho más amplios que una habitación de hotel y cada uno puede encontrar su espacio. Normalmente tienen varias estancias y dan más juego para que, por ejemplo, podáis disfrutar del salón o la terraza del apartamento cuando los niños ya duerman tranquilamente en sus camas.  


Sevilla
En los apartamentos, además, encontrarás cocina. Nos encanta tener la opción de poder cocinar, así no estás obligado a comer fuera como cuando te alojas en un hotel. Si quieres puedes comer “en casa” o salir a un restaurante si te da pereza cocinar o te apetece probar las especialidades culinarias locales, pero ya no es una obligación. Esto nos permite ahorrar muchísimo, pues desayunar, comer y cenar cada día fuera cinco personas al final acaba siendo un gran gasto. La cocina es un punto clave en el caso de que algún miembro de la familia tenga alguna intolerancia alimenticia o a los más peques no les guste la comida del lugar.


Valencia
Las veces que nos hemos alojado en apartamento, como ya os contamos en este post sobre Cerdeña con niños, lo hemos vivido como parte de la experiencia del viaje. Ir a comprar a las mismas tiendas del barrio donde van los locales para luego ir a “tu casa”, porque acabas sintiendo que es tu casa, y comer cuando a ti te apetece y no con los horarios que marcan los hoteles. Y esto con niños es importante, pues ya sabemos que muchas veces quieren comer a horas inesperadas.
Niza
Cuando te alojas en un apartamento o casa tienes más espacio y privacidad. Además en los apartamentos encuentras todos los servicios que necesitas y comodidades, incluso algunas casas cuentan con piscina privada, y al tener más privacidad puedes disfrutar tranquilamente con tu familia, sin tener que compartir tu tiempo y espacio con algún huésped a veces indeseado.

Ideas para hacer una escapada de pocos días

¿Cómo aprovechar estas horas de más que nos concede el 2016 para poder sacarle el máximo partido? Cada uno tendrá sus intereses personales, pero muchos coincidimos en que una de las mejores maneras de disfrutar nuestro tiempo libre es viajando.

Ahora estamos en plena fase de búsqueda de destinos para viajar este año. Y para aprovechar el día extra de un año bisiesto hemos pensado en destinos no muy lejanos o que se puedan recorrer en pocos días por si queréis aprovechar que es lunes e iros de puente.

Sevilla

Conocemos Sevilla, pero estuvimos allí hace casi quince años y ya va siendo hora de volver. Nos encantaría regresar a esta ciudad con los niños pues hace quince años no existían y, en febrero, seguro que el clima por el sur es más que agradable.


Sevilla
Valencia

Algo parecido nos pasa con Valencia. Estuvimos hace muchos años, también unos quince aproximadamente y los niños no existían. Visitamos la Ciudad de las Artes y las Ciencias y viendo lo que disfrutan los peques en el Cosmocaixa de Barcelona ya estoy buscando el momento de llevarles.

Niza

No sé si será para el 29 de febrero pero la zona de Niza y de la Provenza siempre ronda por mi cabeza. Me gustaría pasear por las ciudades de la Costa Azul y por los campos de lavanda de la Provenza que florecen en verano.

Bruselas

A Bruselas y Flandes en general le tenemos muchas ganas. Todo lo que leo sobre esta zona me parece genial para ir con niños: Tintín, chocolate, ciudades de cuento como Brujas y Gante… Ojalá pronto nos podamos escapar por ahí.


Bruselas
Lisboa

En Lisboa estuvimos el verano pasado durante nuestro viaje a Portugal en familia. Pero no nos importaría para nada volver pues es una ciudad con un encanto especial y, además, siempre la recomendamos cuando alguien nos pregunta consejo para hacer una escapada.

Te lo hemos puesto en bandeja, ¿no te apetece escaparte en familia para aprovechar al máximo este tiempo extra que nos regalan los años bisiestos? ¿A qué ciudad irías?
_________________________________________________________________________________
Queremos agradecer a Homeaway que nos hayan prestado sus fotografías para poder realizar este artículo.

miércoles, 17 de febrero de 2016

10 experiencias para disfrutar en familia

Hace unas semanas vimos la película "Del revés" (Inside Out) con los niños. Me encanta el enfoque que en esta película da a los sentimientos y emociones, intentando que el público infantil pueda llegar a entenderlas. A parte de los sentimientos de miedo, la ira, la alegría y la tristeza, en la película aparece la parte de los recuerdos esenciales, esos recuerdos únicos y especiales que almacenamos en algún lugar privilegiado de nuestra mente y que, sin saber muy bien por qué, recordamos de nuestra infancia. Si no la habéis visto, os la recomiendo. Es una buena forma de que los niños entiendan cómo se sienten y puedan expresar emociones que a veces es difícil verbalizar.

Muchos de los recuerdos esenciales de mi infancia van ligados a vacaciones y escapadas que hicimos con mi familia. Recuerdo veranos en el Pirineo o en Cantabria. Supongo que los recordamos con cariño porque son momentos que vivimos de forma relajada, lejos de las rutinas diarias que nos absorben a todos, momentos que realmente disfrutamos y en los que rompemos la monotonía. Por eso los recordamos.


Marruecos en familia


Hace unos días leí un artículo en el periódico La Vanguardia cuyo contenido comparto totalmente. Según un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco, la clave para la felicidad es crear recuerdos en base a experiencias y vivencias personales, y éstas las generamos al viajar. Cuando viajamos creamos experiencias que provocan recuerdos (esenciales) que perduran toda la vida.

No he podido evitar repasar las experiencias más memorables que hemos disfrutado en familia, aquellas que probablemente se conviertan en los recuerdos esenciales de mis hijos:


Ir en camello y dormir en el desierto

Como ya sabéis, hace poco estuvimos de viaje a Marruecos en familia. Hacía pocos días que justo habíamos visto la película "Del revés" y teníamos muy fresco su mensaje. Íbamos hablando entre nosotros montados en nuestros camellos por el desierto (en realidad, dromedarios) dirección a nuestro campamento de haimas donde pasaríamos la noche en el desierto. Empezaba a caer la noche y a aparecer las primeras estrellas, no se oía nada, sólo a nosotros. Recuerdo que les dije a los niños: "¿os acordáis de la parte de los recuerdos esenciales de la película? fijad bien este momento en vuestra memoria y saboreadlo, seguro que formará parte de la columna de recuerdos esenciales". 

desierto con niños


desierto con niños

Hacer surf en la arena del desierto

Otra de las grandes experiencias que recordamos todos fue hacer sandboarding (o surf en las dunas) en el desierto durante nuestro viaje a Namibia en familia. Tanto las veces que nos deslizamos duna abajo subidos en la tabla de surf o en los paneles, forman parte de una experiencia que recordamos con mucho cariño y muchas risas. Quizá por el contraste con el esquí, que es donde habíamos hecho algo parecido anteriormente, bajando en trineos y esquís pero sobre una superficie distinta como es la nieve. 

Surf dunas Namibia


surf dunas namibia con niños

Ver ballenas en alta mar

Fue durante nuestro viaje a Sudáfrica con niños y todo ocurrió en Hermanus, uno de los mejores lugares del mundo para ver ballenas. Es otro de los momentos que han calado hondo en nuestras memorias. La emoción de divisarlas en alta mar, acercarte con el barco y ver las ballenas "a tus pies". Ver como interactúan entre ellas, nadan, se sumergen y te enseñan su preciosa cola e incluso pasan por debajo del barco en el que estás. El momentó más mágico fue cuando una de ellas nos dedicó un salto frente a nosotros. 

Sudafrica con niños


Ir en tren bala por Japón

A mis hijos, sobre todo de más pequeños, les llamaba mucho la atención los trenes. Y, especialmente, saber que subían a uno de los trenes más rápidos del mundo. Como ya os conté aquí en nuestras vacaciones en Japón con niños disfrutamos mucho de los trayectos en tren, era parte de las atracciones del viaje.  


Tren bala Japón con niños


Hacer un safari con niños

Una de las experiencias más mágicas no sólo para los niños sino para toda la familia fue hacer varios safaris durante el viaje a Sudáfrica en familia y también en el viaje a Namibia con niños. A la mayoría de niños les encantan los animales, y si ya les fascina ir al zoo y pasar una jornada viendo animales imaginad la sensación de verlos en libertad y en su hábitat natural. Parte del encanto de hacer un safari en familia radica en la parte de rastreo, buscar los animales entre los árboles y los arbustos. Y después de contemplarlos un rato, los niños disfrutaban marcando en el librito orgullosamente los animales que habían ido encontrando durante la jornada.

Africa en familia


Ir en helicóptero por el Cañón del Colorado

El Cañón del Colorado lo visitamos hace casi ocho años en un Viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos en familia. Uno de los momentos que recordamos como si fuera ayer fue cuando subimos a un helicóptero para recorrer el Cañón del Colorado desde el aire. La primera visión del cañón fue impactante, recuerdo la sensación de asombro y la emoción a flor de piel.

Estados Unidos en familia

Dormir en un hotel tradicional en Japón

Tenía claro que durante nuestro viaje a Japón en familia quería que nos alojáramos en uno de los hoteles tradicionales con futones y paneles de papel de arroz. Era una más de las experiencias que quería vivir viajando a Japón con niños. Cuando entramos a nuestro hotel en Kioto la reacción que tuvieron los niños me pareció de lo más graciosa cuando exclamaron "mamá, ¡es como la casa de Nobita!", como os podéis imaginar son fans de Doraemon. En Takayama dormimos en el interior de un templo también en una habitación de estilo tradicional


Japón en familia


Jugar un partido de fútbol con niños de la tribu Himba

Una de los aspectos más positivos que aporta viajar a los niños es conocer otras culturas y otras formas de vida muy diferentes a la suya. Esto les convierte en personas más abiertas de mente y más flexibles, rompe prejuicios y seguro que el día de mañana serán mucho más tolerantes con la diversidad.

Durante el viaje a Namibia con niños aprovechamos para ir a pasar una mañana en un poblado de la tribu Himba. Después de descubrir su forma de vida y ver la escuela, los niños empezaron a jugar un partido con niños himba. Un momento realmente mágico para recordar siempre.


namibia en familia


Ver la aurora boreal

Una experiencia vital para todos, para niños y para adultos. Ver la aurora boreal fue un sueño cumplido. A mi se me saltaban las lágrimas de la emoción, sintiéndome agradecida por poder estar en ese lugar, con el cielo despejado y que la aurora boreal hubiera decidido aparecer justo en ese momento coincidiendo con nuestra visita. Como ya os contamos aquí por mucho que vayas durante la época idónea a la zona adecuada, no hay ninguna garantía de poder verla. Eso la convierte en más mágica si cabe, y la alegría del momento en el que la ves aparecer en el cielo es indescriptible. Una de las mejores experiencias vividas en nuestro viaje a Laponia con niños junto con las actividades que hicimos  como el paseo en trineo tirado por huskies, el de renos o nuestro recorrido en moto de nieve.


Ver aurora boreal niños


Visitar a Papá Noel en su casa de Laponia

Un sueño. Ir al Círculo Polar Ártico a entregar personalmente una carta a Papá Noel en su casa de Laponia. Caras de emoción de niños y padres rodeados por un paisaje de cuento. Una sensación de magia constante durante todo el viaje que aún perdura en nuestra casa cuando recordamos el viaje a Laponia en familia.



Ver a Papa Noel Laponia familia


Ver a Papa Noel

Y tú, ¿cuáles son tus recuerdos esenciales? ¿y los de tus hijos? seguro que muchos van relacionados con vuestras escapadas y vacaciones. 

jueves, 4 de febrero de 2016

Descrubriendo las kasbah de Marruecos en familia: kasbah Amridil

Uno de los recorridos más famosos de todo viaje a Marruecos es la ruta de las mil kasbahs. Las kasbahs, más conocidas en nuestro idioma como alcazabas, son construcciones de adobe en las que residían la gente con mayor poder adquisitivo de la localidad.

Al oír ruta de las kasbah seguramente la mayoría de gente visualiza la kasbah de Ait Ben Haddou quizá la más conocida de Marruecos y, además declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. De ella os hablaremos más detenidamente en otro momento.



Hoy queremos dedicar un post a otra de las Kasbah que forman parte de la ruta y que no es tan conocida pero que nos pareció magnífica. Un lugar en el que no nos cruzamos con ningún turista y que, de momento, mantiene la magia. Fue todo un descubrimiento.

Junto al Oasis de Skoura se encuentra la Kasbah Amridil. Llegamos casi por casualidad, pues no era uno de los lugares a visitar en Marruecos previsto inicialmente en nuestra ruta. Saïd, nuestro guía de Viajes Marrackech, nos llevó hasta allí para comer. Desde entonces, para nosotros, la Kasbah Amridil se ha convertido en un imprescindible en toda ruta por las kasbahs de Marruecos.



Para los marroquíes esta kasbah es una vieja conocida, pues su silueta aparece en los billetes de cincuenta dirhams de Marruecos. Es un lugar que, al menos por ahora, mantiene su autenticidad. En ella se respira paz y además, puedes perfectamente imaginar cómo era la vida de antaño.



La kasbah está habitada y, además, es un museo viviente. En ella conservan utensilios de hace siglos: hornos, morteros, vasijas,… La visita guiada vale mucho la pena, gracias a las explicaciones de Reda aprendimos muchas cosas sobre cómo vivían hace años en las kasbahs.






Desde la parte superior de la kasbah las vistas sobre el palmeral del oasis de Skoura son espectaculares. Y el silencio. Sin ningún ruido  que rompa la magia de ese momento.





Nos sirvieron la comida en una mesa en lo alto de la kasbah con vistas al palmeral a la fachada que aparece en los billetes de 50 dirhams. Comer cuscús y brochetas de carne en este escenario fue un inicio fantástico para nuestra ruta por el Valle de las mil Kasbahs.




En la Kasbah Amridil sirven comidas y también es posible pernoctar. Nosotros sólo estuvimos durante el rato de la comida, pero es un lugar que invita a conocerlo con más calma y disfrutar de su arquitectura y su tranquilidad.

Otros artículos relacionados que os pueden interesar:
- Marruecos en familia: el desierto del Sahara
_________________________________________________________________________________
Queremos dar las gracias a Viajes Marrakech por su apoyo prestado para que este viaje fuera posible.
Blogging tips