viernes, 13 de mayo de 2016

10 experiencias viajeras que nos han marcado (con y sin niños)

Lo que más recordamos de los viajes son las experiencias, aquellos momentos que quedan grabados en la memoria y que nos vienen a la mente a menudo como instantes especiales y que guardamos en un lugar privilegiado de nuestros recuerdos.

Como lo de viajar ya nos viene desde antes de tener hijos, en este artículo he querido recoger 10 experiencias viajeras que nos han marcado. La mayoría no coinciden con las 10 experiencias que hemos disfrutado con niños y que puedes leer aquí:

1.- Dormir en un overwater


Fue en Moorea y en Bora-Bora, en la Polinesia Francesa. Tener tu propia cabaña sobre el mar, un mar de aguas turquesas, no se olvida fácilmente.


Moorea

Bora Bora

2.- Sobrevolar en avioneta las cumbres de Alaska


Volar sobre el Parque Nacional Wrangell San Elías (Alaska), donde se encuentran nueve de los dieciséis picos más altos de Norteamérica, sobre un número incontable de glaciares de color blanco azulado como si fueran campos de hielo. 


3.- Observar los distintas tonalidades de la roca en Uluru y empaparte de la energía que desprende



Naranja, amarillo, rojo,... desde que amanece hasta que se pone el sol, Ayers Rock o Uluru cambia de color según la inclinación de los rayos del sol. Un espectáculo para la vista. Lugar sagrado para los aborígenes que habitan la zona, transmite una energía y fuerza increíble.



4.- Disfrutar de la caída de una pared de hielo y navegar entre témpanos azules y orcas en Alaska


Oir rugir el hielo cuando se desprende del glaciar y cae al mar. Navegar entre témpanos de hielo puro azulado y orcas saltando en la bahía del glaciar. Naturaleza pura.



5.- Vivir el espíritu navideño plenamente en los Mercados de Navidad


Pasear entre los puestos de los mercados de navidad sosteniendo una taza de vino caliente entre las manos, villancicos sonando de fondo...una experiencia 100% navideña que disfrutamos las hace un par de navidades en Alsacia (Francia)




6.- Participar en el espectáculo de un partido de la NBA.


New York Nicks vs. Phoenix Suns, un partido con tres prórrogas que no se me hizo largo para nada. El espectáculo está servido, en el terreno de juego y en las gradas. 


7.- Volar en helicóptero por el Gran Cañón del Colorado.

Una de las maravillas naturales del mundo. Una gran grieta en la tierra, que deja paso al río Colorado. La primera gran experiencia viajera que compartimos con nuestro hijo mayor cuando tenía quince meses.



8.- Submarinismo en la Gran Barrera del Coral y nadar entre tiburones en Polinesia Francesa

Debajo del agua hay mucho que ver también. Antes de viajar a Australia y Polinesia nos sacamos el título de submarinismo para poder realizar inmersiones. Bucear en la Barrera del Coral (Australia) y descubrir sus fondos marinos es como estar nadando dentro de un acuario. En la Polinesia Francesa también realizamos buenas inmersiones, quizá la más impactante fue bucear entre tiburones limón de 3 metros de longitud.



9.- Asistir a una misa Gospel, Nueva York.

Una de las experiencias más auténticas neoyorkinas. En el barrio de Harlem, cada domingo por la mañana muchos feligreses se reúnen con sus mejores galas para ir a misa, entonando cantos de Gospel. Uno de los mejores recuerdos que nos llevamos de Nueva York.



10.- Encontrarte cara a cara con una maiko paseando por las calles de Kyoto.

Estar paseando por el barrio de Gion (Kyoto) por una calle no muy transitada y que al doblar una esquina te encuentres una maiko de cara, no tiene precio. Nos quedamos casi sin palabras. Sólo fuimos capaces de preguntarle si le podíamos hacer una foto y nos dijo que no.

Creo que nuestras caras entristecieron de tal manera, que la maiko rectificó y dijo "only one".  Y el resultado es esta foto, una de las mejores de nuestro viaje a Japón.



Artículos relacionados que te pueden interesar: 

-10 experiencias para disfrutar en familia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips