domingo, 6 de noviembre de 2016

Cáceres con niños: descenso en piragua por el río Tiétar y actividades de aventura en familia

Paz, eso es lo que sentí al descender en piragua por el río Tiétar en nuestra escapada a Cáceres con niños, concretamente a la zona de la comarca de La Vera.



Los árboles a ambos lados presenciando nuestro recorrido, los pájaros con sus cantos como banda sonora y el leve sonido del agua en su descenso por el río, únicamente roto por  nuestros movimientos con el remo.



El río Tiétar nace en la Sierra de Gredos y es un afluente del río Tajo. A su paso por la comarca de La Vera, en Cáceres, se crean varias gargantas y piscinas naturales. En Collado de La Vera es donde nosotros nos aventuramos a probar el descenso en piragua por el río Tiétar.

Durante cinco kilómetros pudimos disfrutar de esta sensación de contacto con la naturaleza, en un río tranquilo casi sin variaciones, salvo algún momento puntual en el que nos topamos con alguna zona de "rápidos" y que había que esquivar las ramas de algunos árboles, aumentando así la sensación de aventura. 




El recorrido que hicimos nosotros con la empresa ActionVera fue el de cinco kilómetros y tardamos aproximádamente algo más de dos horas en recorrerlo, aunque la actividad en sí duró toda la mañana puesto que hay que desplazarse en su 4 x4 hasta el lugar del río donde empieza el descenso, vestirse con el traje de neopreno si es necesario y después intentar sacar a los niños del río, que aprovecharon la ocasión para pegarse unos buenos chapuzones cuando nos bajamos de la piragua.




No era la primera vez que realizábamos este tipo de actividad, como ya os contamos en este artículo nos iniciamos en el piragüismo en el Rafting Parc de La Seu d'Urgell (Lleida) y también practicamos con el kayak en el mar durante nuestro fin de semana en Calonge-Sant Antoni, en la Costa Brava de Girona, como ya os contamos aquí.

Para reponer fuerzas, fuimos a comer al Hotel Alcor del Roble, donde comimos muy a gusto en una de las mesas que tienen en el porche de la finca, ya que el clima acompañaba. 





La tarde la pasamos escalando en el rocódromo que tienen en la finca de ActionVera. Una vez más los pequeños nos demostraron sus dotes en los deportes, y en un periquete ya tenían asumida la técnica para poder subir a lo alto del rocódromo. Los adultos conseguimos vencer los miedos y reparos inciales y también conseguimos subir los siete metros que separaban el suelo de la parte alta del rocódromo. Después aprovechamos para tirarnos por la tirolina anexa al rocódromo.








Un día lleno de aventuras que seguro que formará parte de la mochila de los recuerdos en familia.

Otros artículos relacionados que os pueden interesar:
- Cáceres en familia: Ruta por los pueblos más bonitos de La Vera y Museo del Pimentón
________________________________________________________________
Queremos agradecer a Turismo de la Diputación de Cáceres y a ActionVera el apoyo prestado para que estas actividades pudieran llevarse a cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips