domingo, 28 de mayo de 2017

Tarragona en familia: 10 actividades Terres Ebre con niños (Parte 2)

Además de las actividades en Terres de l'Ebre con niños que os contamos hace unos días aquí, como vestirnos de apicultores para abrir una colmena, hacer cerámica con nuestras propias manos, recorrer el río Ebro en una embarcación típica de la zona y buscar pájaros y otros animales en un humedal del río, durante nuestra estancia en esta zona de Tarragona en familia hicimos estas otras cinco actividades que no te puedes perder si viajas a la zona: 

Bañarse con atunes en L'Ametlla de Mar

Una de las actividades más curiosas que hicimos fue bañarnos con atunes. Tras un trayecto de aproximadamente media hora mar adentro, llegamos a la zona en la que los atunes están nadando dentro de unas enormes “piscinas”. 

Fotografía: TunaTour
La sensación de bañarse con estos animales de más de dos metros y doscientos kilos de peso es sensacional. No dejéis impresionaros porque aunque estén cerca siempre te esquivan y no llegan a tocarte nunca. En realidad, cuando estás en el agua lo que te apetece es tenerlos lo más cerca posible. 

Fotografía: TunaTour
No hay una edad mínima para los niños, el único requisito que pide la compañía que lo organiza, TunaTour, es que sepan nadar. Si a alguien de la familia no le apetece bañarse o vais con niños muy pequeños podéis quedaros arriba en el barco, es muy confortable y disfrutaréis del trayecto navegando y tomando el sol, mientras el resto de familia se baña con los atunes.


Un tramo de la Vía Verde en bici

Recorrimos parte de la vía verde que recorre el Valle de Zafán, empezando en Horta de Sant Joan. Esta zona nos pareció particularmente preciosa y queremos volver para descubrirla con más tiempo ya que justo nos quedamos a las puertas de la zona en la que empieza el tramo ubicado junto a pozas en las que te puedes bañar.




Este recorrido circula por antiguas vías de tren y durante el trayecto no encontraréis ni un solo coche, esto se agradece a la hora de ir con niños. 

Recogimos nuestras bicis de la empresa Esgambi y recorrimos quince kilómetros que nos supieron a poco, hasta llegar a Prat de Comte. Este tramo de vía verde es totalmente llano, incluso con algunas bajadas. 



Cuando llegas al punto que te has marcado y quieres terminar la visita, pactas con Esgambi la recogida y ellos te acercan con sus vehículos hasta el punto de inicio de tu recorrido en bicicleta donde tienes tu coche estacionado.


Visitar el Centro de Interpretación del Ferrocarril de Mora d’Ebre

Junto a la estación de ferrocarril de Mora d’Ebre se encuentra el edificio de la antigua estación, tan pintoresco que recuerda a una maqueta de trenes. Allí podréis descubrir curiosidades sobre el mundo de los trenes, tales como el antiguo despacho del jefe de estación o cómo se hacía el cambio de vías.



Además podréis ver una exposición de locomotoras, e incluso, subir en una de ellas y recorrer un pequeño trayecto que os servirá para ver su funcionamiento y el cambio de vías de forma de forma manual. ¡Imprescindible para los amantes de los ferrocarriles!




Perderse por alguno de los pueblos de la zona como Tivissa

Estos pueblos, alejados del bullicio de la no lejana Costa Daurada, respiran la tranquilidad tan necesaria para los que vivimos en grandes ciudades y ansiamos salir de la urbe para desconectar. 



En ellos es fácil apreciar detalles que remontan a un tiempo lejano en el pasado y que sirve para explicar a los niños detalles de una época que ellos no vivirán nunca como la nuestra en la que íbamos buscando monedas para ir a las cabinas públicas a hablar por teléfono con los amigos o familiares. 


Descenso en Kayak por el río Ebro

La empresa En blau nos puso todas las facilidades del mundo para que pudiéramos realizar un descenso en kayak o piragua por el río Ebro. Incluso con las circunstancias de nuestro hijo más pequeño, nada fue un impedimento para que los cinco nos montáramos en dos piraguas y nos lanzáramos río abajo hasta Miravet. Otro de esos momentos para recordar donde la sensación de superar barreras mentales te invade. 



Hay kayaks de hasta cuatro personas, en el que puede viajar una familia con dos hijos. Si sois más, tendréis que dividiros como fue nuestro caso. Tras finalizar el descenso, nos esperaba una persona del equipo de En blau que acercó a los conductores hasta donde habíamos dejado el coche aparcado para que luego bajara a recoger al resto de la familia. 


Fotografía: Mi Pequeño Gulliver
Fotografía: Mi Pequeño Gulliver
Otros artículos relacionados que os pueden interesar:
Tarragona en familia: Terres de l'Ebre con niños
- 10 actividades en Terres de l'Ebre con niños (Parte 1)
- Ruta por el Delta del Ebro
________________________________________________________________

Queremos agradecer a Turisme Terres de l'Ebre el apoyo prestado para que pudiéramos disfrutar de esta escapada.

jueves, 18 de mayo de 2017

Tarragona en familia: 10 actividades en Terres de l'Ebre con niños (Parte 1)

Durante nuestra escapada con niños a la zona sur de Tarragona, conocida como Terres de l'Ebre, pasamos unos días fabulosos disfrutando de este lugar bañado por el río Ebro, como ya os contamos en este otro artículo.



Mucha gente que viaja al sur de Tarragona se dirige al Delta del Ebro, olvidando esta maravilla de paisajes que esconde la parte interior de la provincia. Durante los días que estuvimos en Terres de l'Ebre hicimos un montón de actividades con niños que queremos compartir para que podáis disfrutar también de ellas si os encontráis por la zona.

Hacer de apicultores

En el Centro de Atención de Visitantes de Mel Múria, en El Perelló, descubrimos el mundo de la miel y las abejas a través de un audiovisual y de una exposición muy interesante sobre este mundo.

Después, ataviados con el traje de apicultor correspondiente, nos dirigimos al campo y presenciamos la apertura de una colmena frente a nosotros y vimos, con nuestros propios ojos, la abeja reina.




La sensación de los más pequeños es una mezcla de temor y sorpresa, al estar en contacto "casi directo" con estos pequeños animales que causan respeto.




En llaüt por el río Ebro

Durante los primeros años del siglo XX era común ver "llaüts" navegando por el río Ebro. Estas pintorescas embarcaciones eran utilizadas para el transporte de mercancías. Actualmente ya no están en uso, pero todavía es posible navegar en un barco similar, conocido como "lo Roget" y recorrer uno de los tramos más bonitos del río Ebro. Para ello tenéis que ir hasta Ascó y contratar la excursión en la Oficina de Turismo de esta localidad. 




Una navegación muy placentera que nos permitió descubrir también algunos de los animales que habitan este tramo del río Ebro dotado de preciosos paisajes. 




Visitar el Centro de Interpretación de la Energía Nuclear de Ascó

Lo apuntamos como plan para realizar por la zona porque era una de nuestras ideas, pero no lo pudimos llevar a cabo porque al estar ubicado junto a la Central Nuclear de Ascó, el Centro de Interpretación está sujeto a los protocolos de la central. Una lástima porque nos parecía curioso, en nuestra siguiente visita volveremos a intentarlo a ver si tenemos más suerte.


Descubrir la flora y fauna de la Reserva Natural de Sebes, Flix

Prismáticos en mano, fuimos capaces de encontrar de la mano de un guía, diferentes aves que habitan estos humedales del río Ebro a su paso por la localidad de Flix conocidos como la Reserva Natural de Sebes.




Junto al río también habitan algunos caballos de la Camarga, que alimentamos con nuestras propias manos. 




En este ambiente, los peques de la casa se sentirán como "Fran de la Jungla" pudiendo descubrir por ellos mismos los hábitats de varios animales de la zona.

Hacer cerámica con nuestras propias manos

La sensación del barro entre tus manos mientras se desliza en el tormo es única. Era un taller inicialmente pensado para los niños pero todos quisimos probar suerte y ver si éramos capaces de construir algo identificable con nuestras manos.




Este taller lo hicimos en Avaco Art Deco. Los niños estaban encantadísimos con la sensación de ensuciarse sin que les cayera ninguna bronca por parte de los adultos y lo aprovecharon: ¡vía libre a las manchas de barro! Así que llevaros una muda de recambio si luego no vais a casa a cambiaros de ropa.



Nos guardamos cinco actividades más que os contaremos en el siguiente post para no extendernos demasiado ahora.

Otros artículos relacionados que os pueden interesar:
- Tarragona en familia: Terres de l'Ebre con niños
________________________________________________________________
Queremos agradecer a Turisme Terres de l'Ebre el apoyo prestado para que pudiéramos disfrutar de esta escapada.

martes, 2 de mayo de 2017

Guía de una ruta en coche por la Provenza francesa: campos de lavanda y pueblos de postal

A finales de junio empiezan a teñirse de violeta los campos de lavanda en la Provenza francesa. La floración de la lavanda se extiende hasta mediados de agosto aproximadamente, cada año pueden variar las fechas exactas en función de las condiciones climáticas.




Visitar los campos de lavanda siempre había estado entre nuestros intereses viajeros y el año pasado cumplimos este sueño: pasear entre lavandas, impregnarte de su peculiar aroma, eso sí ¡tened cuidado con las abejas! 

Además, la zona de la Provenza francesa es realmente preciosa, con lo que el viaje a los campos de lavanda se puede complementar con visitas a pueblos preciosos típicamente provenzales.





Nos centramos en los campos de la zona sur porque nuestra visita fue a finales de junio, justo al inicio de la temporada de floración, y los campos del sur eran los que tenían más flores. Aun así, los campos estaban aún bastante verdes, sobre todo en la zona de la famosa Abadía de Senanque, que es lo más al norte que estuvimos.

Esta fue la ruta por la Provenza francesa que seguimos nosotros en busca de pueblos típicamente provenzales y campos de lavanda y que os iremos desarrollando en siguientes posts:

Día 1: Llegada a La Provenza.

Día 2: Visita a Aix-en-provence, preciosa capital de la Provenza Francesa. Café en la agradable terraza del Chateau LaCoste.

Día 3: Bonnieux, Lourmarin, Ansouis, Cucuron, Etang de la Bonde y helado en Art Glacier (Ansouis).



Día 4: Valensole, Moustiers, Gorges du Verdon, Valensole al atardecer.

Día 5: L'Isle sul la Sorgue, Abadia de Senanque, Gordes, Rustrel (el Colorado provenzal).

Día 6: regreso a casa 




Encontraréis campos de lavanda alrededor de muchos de los pueblos que os mencionamos en la ruta. Quizá, la zona más conocida, sea la de Plateau de Valensole donde existen grandes extensiones de campos de lavanda y se pueden ver las filas de tierra que separan las plantas.



Si visitáis la zona durante otra época diferente a la nuestra, la floración de los campos de lavanda variará. Es importante consultar esta web en la que encontraréis información concreta de las fechas previstas de floración y os servirá de guía para decidir qué zona recorrer en función de las fechas de vuestro viaje. Los campos del sur son los que empiezan a florecer antes y los del norte más hacia finales de julio y agosto.




Durante los días que estuvimos en la Provenza francesa nos alojamos en un apartamento ubicado en Perpetus, una pequeña casa en medio de viñas y campos en la que nos sentimos muy cómodos. Esta es la referencia de nuestra casita en la Provenza Domaine Les Perpetus.
Blogging tips