domingo, 14 de enero de 2018

Ruta y alojamiento en la zona del Périgord. Francia con niños

Se está convirtiendo ya en una tradición para esta familia pasar la noche de fin de año de viaje. En el pasado, hemos despedido los respectivos años en Nueva York, Alsacia, Marruecos y Berlín. Este año el turno fue para Francia, concretamente la zona del Périgord.

Francia con niños

Fue fantástico porque se animaron a acompañarnos tres familias más con las que somos amigos, en total diecinueve personas entre adultos y niños. Así que además de viajar, pudimos disfrutar de la velada de Fin de Año rodeados de personas queridas y nuestros hijos felices por viajar con sus amigos.

Francia con niños

Francia con niños

Era la primera vez que viajábamos al Perigord francés, pero no la última porque nos ha encantado. El viaje fue corto pero bien aprovechado, y pudimos visitar un montón de pueblos preciosos que no dejaron de sorprendernos por su belleza. 

Francia con niños

Siendo invierno la zona estaba muy tranquila, nos encontramos muy poco turismo a excepción de Sarlat-la-Canéda. Visitar casi sólos un castillo tan emblemático como el de Castelnaud debe ser impensable durante otra época del año. La paz que se respiraba en cada pueblo hizo que pudiéramos palpar la esencia de la zona, con unos paisajes espectaculares y unos pueblos encantadores al más puro estilo del sur de Francia.

Francia con niños

Francia con niños

Como ya nos sucedió durante nuestra ruta por la Provenza francesa, nos enamoramos de los pueblecitos de adoquines con casas de piedra y ventanas con porticones pintados de colores pastel. Pueblos tan cuidados que son una delicia para pasear y donde degustar alguna de sus especialidades, de los siempre presentes croissants hasta el foie y la trufa típicos de la zona del Perigord.

Francia con niños

Francia con niños

A continuación os dejamos la ruta por el Périgord que seguimos nosotros por si os sirve de guía para preparar la vuestra:

Día 1: Barcelona- Albí- Cordes sur Ciel - Prayssac. Alojamiento en: Chateau Camp del Saltre, nuestra base para recorrer la zona.

Día 2: Abadía de Cadouin- Cingle du Trémolat- Perigeux-Bergerac- Castillo Monzabillac (bodega) - Issigeac- Prayssac (Chateau Camp del Saltre)

Día 3: Chateau de Castelnaud- Chateau de Beynac- Sarlat la Caneda- La Roque Gageac- Prayssac (Chateau Camp del Saltre

Día 4: Regreso a casa


Francia con niños

Francia con niños

Nuestro alojamiento también fue todo un acierto y muy auténtico porque ¿a que no todos los días se duerme en un Chateau? El castillo Chateau Camp del Saltre es una opción fantástica si vais a viajar en familia. Junto al castillo, en la antigua zona de establos hay una serie de apartamentos donde estuvimos alojados muy a gusto. Eso sí, hay que llevar de todo desde casa o comprarlo allí (toallas, ropa de cama -se puede alquilar-, objetos limpieza,....). Por lo demás el apartamento está equipado con microondas, lavaplatos y todo lo necesario para pasar unos días allí la mar de a gusto. En verano también podréis disfrutar de la piscina y de todos los jardines del castillo. Los jardines también los disfrutamos, ya que los cuatro apartamentos que teníamos reservados estaban juntos y todos dan al jardín. Los niños pasaron unos buenos ratos corriendo y jugando por los jardines. Para reservar puedes hacerlo a través del enlace que encontrarás AQUÍ. Si lo prefieres, puedes encontrar otros alojamientos en la misma zona buscando AQUÍ.

Francia con niños

Francia con niños

Francia con niños

miércoles, 3 de enero de 2018

Resumen de nuestro año 2017 a nivel viajero

Empieza un nuevo año, en nuestras manos está convertirlo en un año para el recuerdo. Podemos vivirlo a medio gas, dejando pasar los días sin sentido sumiéndonos en una rutina que lo convierta en un año mediocre. Y que cuando el próximo 31 de diciembre miremos atrás para hacer balance no veamos nada especial, sólo una suma de días sin sentido y un montón de deseos para el futuro año pero que nunca llegaron porque nos faltó el ingrediente principal: ACTITUD. Ganas de convertir los deseos en realidades, en momentos vividos, en sueños cumplidos. 

Así que para motivarnos vamos a hacer un resumen de nuestras experiencias y viajes durante el año 2017 y empezar a pensar en las de este año:

Enero 

Como ya va siendo tradición el año empezó de viaje, esta vez fue en Berlín. Una escapada en familia con la que despedimos el año 2016 y dimos inicio al año 2017.


La siguiente escapada del primer mes del año fue a FITUR, donde nos reencontramos con algunos de nuestros compañeros y amigos para hablar de nuestra pasión, ¡los viajes!

Febrero

Durante el mes de febrero nos dedicamos a disfrutar de la nieve y el deporte blanco por excelencia. Primero fuimos a Andorra donde, tras una gran nevada, disfrutamos de paisajes de ensueño y recordamos experiencias vividas anteriormente en Laponia, como hacer una excursión en moto de nieve o en trineo tirado por perros huskies


En La Molina, estación de esquí del Pirineo de Girona, disfrutamos toda la familia de una jornada de esquí que no olvidaremos en la vida. Y es que gracias a la escuela de esquí adaptado que tienen, el peque de la casa pudo dejar a un lado su discapacidad y gozar de unas horas de esquí con un monitor. Uno de los momentos más mágicos y emotivos de nuestra vida y que estamos deseando repetir. Desde aquí queremos volver a agradecer la gran labor que realizan La Molina junto a Play and Train.


Marzo

Descubrimos una zona del sur de Cataluña que teníamos olvidada, la conocida como Terres de l'Ebre, y que abarca el sur de la provincia de Tarragona. Aquí  vivimos un montón de experiencias diferentes como bañarnos con atunes en l'Ametlla de Mar, hacer kayak por el río Ebro o vestirnos de apicultores y abrir una colmena para buscar la abeja reina. Sin duda experiencias para recordar.


Abril 

La Semana Santa continuó en Cambrils. Últimamente el fútbol del mayor marca mucho nuestros fines de semana e incluso las vacaciones, así que esta vez tocaba torneo en Cambrils. Aprovechamos nuestros días para pasear por la playa y su paseo marítimo y tomarnos los primeros helados de la temporada.

Mayo

En Mayo empezaron nuestros viajes internacionales de este año, a parte del de Berlín de enero que es donde pasamos el fin de año. El destino fue Bruselas, donde pasamos un fin de semana encantador paseando por la capital belga y disfrutando de su Family Weekend con actividades para la familia en el marco del Festival de Carlos V. También nos acercamos a visitar el Museo de las Ciencias Naturales de Bruselas, el Atomium y Mini-Europe.


Junio

Con la llegada del buen tiempo nos escapamos a nuestro rincón favorito de la Costa Brava, Calella de Palafrugell, al que nos gusta ir a descansar de vez en cuando y que también usamos como base para descubrir lugares cercanos como la Cala S'Alger en la Costa Brava o alguno de los preciosos pueblos de la comarca del Baix Empordà


Otro fin de semana de Junio nos escapamos a Blanes donde tuvimos uno de los mejores amaneceres del año rodeados de barcas de pescadores y aprovechamos para descubrir el interior de la comarca gerundense de La Selva.

Julio

El primer fin de semana de Julio tuvo momentos pasados por agua, pero eso no impidió que disfrutáramos de Sant Pere Pescador, al norte de Costa Brava. 



Y como la montaña en verano también es un planazo, nos escapamos a Camprodón para pasar un fin de semana en familia con abuelos, primos y tíos incluidos.

Nos sentó tan bien el fresquito que otro de los fines de semana del mes de Julio lo dedicamos a descubrir el Valle de Boí para hacer excursiones por el P.N. de Aigüestortes y también descubrir algunas de las iglesias románicas del Valle y alguna de sus tradiciones como la bajada de fallas, consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Agosto

En Agosto llegaron las vacaciones y con ellas el inicio de nuestro viaje de cuatro semanas a Estados Unidos. Durante un mes nos dedicamos a recorrer la Costa Este de Estados Unidos, pasando por Nueva York, Boston y la costa de Nueva Inglaterra hasta llegar al P.N. de Acadia en Maine.




Después seguimos nuestra ruta hasta Lancaster, tierra de los Amish y seguimos rumbo al sur hacia Florida, donde asistimos a un lanzamiento de un cohete de la NASA en Cabo Cañaveral, pasamos unos días en los parques de Orlando, nos bañamos en las playas de los Cayos de Floridavimos cocodrilos en los Everglades y paseamos por la colorida Miami.



Septiembre

Septiembre fue un mes de recuperación del empacho de viajes de los meses anteriores. Un mes tranquilo que sólo se vio alterado por algún viaje de trabajo a Polonia como otros que han habido al mismo destino durante el año.

Octubre

Inicio de la liga de fútbol infantil y freno a los viajes. Aún así conseguimos hacer alguna escapada a Banyoles y la zona de volcanes de Olot, al precioso  pueblo adoquinado de Mura cercano a Barcelona y otra a la Fiesta Modernista de la Colonia Güell en la que disfrutar de los oficios y trajes de la época.


Noviembre

En Noviembre nos escapamos al Montseny en busca de los colores del otoño. Un clásico que nos apasiona y que no podía faltar en nuestras escapadas anuales como la que hicimos el año pasado a La Fajeda d'en Jordà



Diciembre

El último mes del año empezó con un viaje de diez días a Emiratos Árabes Unidos para visitar a parte de nuestra familia que ahora vive allí. Aprovechamos para visitar ciudades como Al-Ain, Ras al Khaima, Abu Dhabi y también hacer una excursión a las dunas del desierto.

Teníamos la intención de cruzar la frontera de Omán para descubrir este país del que nos han hablado maravillas, pero la falta de tiempo y las dificultades de papeleo para cruzar la frontera con un coche alquilado en Emiratos Árabes lo impidieron.


El año no ha podido terminar mejor con una escapada con amigos a la zona del Perigord, en FranciaHemos vuelto encantados de todo lo que hemos visto, prometemos contarlo en el blog. Aquí nos comimos las uvas para despedir el año 2017 y empezar el año 2018 lleno de propósitos que esperamos se vayan cumpliendo.


A este año que empieza le pido una SONRISA para afrontar lo que venga de la mejor manera posible, porque con una sonrisa todo se lleva mejor. Las circunstancias no las podemos controlar pero sí nuestra actitud frente a ellas.

No quiero ver pasar la vida, quiero vivirla. Porque sólo cuando la vida te golpea fuerte y te pone en tu sitio es cuando te das cuenta de lo frágil que es. Y a veces no hay segundas oportunidades, a veces el golpe es tan fuerte que termina todo y ya no hay vuelta atrás. Cuántos sueños se habrán quedado por el camino? Cuántas vidas truncadas de un día para otro? Somos privilegiados al poder despertarnos cada día, al poder sentir el sol de invierno en la cara, mucha gente ha dejado de hacerlo antes de lo previsto. Así que no malgastemos nuestros días, no hace falta hacer grandes planes sino simplemente sentir el presente y disfrutar de las pequeñas cosas. 

Y tú, ¿qué propósitos tienes para ser feliz este año?

jueves, 28 de diciembre de 2017

Precio de un viaje a Laponia con niños: información práctica y direcciones



Finlandia no es un país barato, lo pudimos comprobar en nuestro viaje a Laponia con niños. Pero aquí van algunos trucos para que el viaje salga más económico:

Vuelos

Reserva los vuelos con antelación hasta Rovaniemi, nosotros los compramos cinco meses antes y nos costaron 338 Euros por persona con la compañía Finnair para el Puente de la Purísima, en diciembre. El trayecto fue Barcelona-Rovaniemi con escala en Helsinki. 



Puedes aprovechar para pasear por la capital finlandesa si la escala es de mínimo cinco horas (calculad que se tarda poco menos de una hora de trayecto entre el aeropuerto y el centro de Helsinki y otra hora para volver). 


Alquiler de coche

Si alquilas un coche para desplazarte te permitirá llegar a los lugares sin tener que utilizar transfer. Y podrás alojarte en lugares más económicos fuera de los hoteles de la ciudad de Rovaniemi. A nosotros el alquiler de los dos coches (furgoneta 9 plazas y utilitario de 5 plazas) nos supuso un coste de 1465 Euros. Lo bueno es que al ser doce personas, este coste lo dividimos entre las tres familias.


Hay varias compañías en las que puedes alquilar tu vehículo. Nosotros alquilamos con Avis. No era la más económica pero sí tenía mostrador en el aeropuerto y pensamos que sería más cómodo. Queríamos que este trámite fuera rápido teniendo en cuenta que llegaríamos cansados del viaje con los niños y las temperaturas que preveíamos encontrarnos.








Alojamiento


Hay muchas opciones donde alojarte. Busca la que mejor se ajuste a tus intereses por precio y ubicación. Salir fuera de la ciudad te ayudará a encontrar cabañas de madera en emplazamientos idílicos. Nosotros era lo que buscábamos y, como os contamos en este post, nos alojamos en una cabaña de madera frente a un lago que hizo las delicias de pequeños y mayores. 


Cinco noches en la cabaña de madera para doce personas nos costó 1.112 Euros. Tener cocina propia supuso un ahorro importante en las comidas. 










Nuestra cabaña era Napapiirin, en el mismo complejo tienen cabañas para menos personas. Nosotros éramos seis adultos y seis niños y cabíamos perfectamente en esta casa. Al ser tres familias también hizo que los costes del alojamiento los repartiéramos y supusiera menos para cada familia.

También podéis mirar estos alojamientos Loma Vietonen. Comimos aquí un día y también hicimos algunas de las actividades y la verdad es que tenían muy buena pinta. Si preferís, podéis buscar otros hoteles en los que dormir cerca de Rovaniemi.

Actividades 


Algunas actividades las contratamos desde aquí y otras directamente en Laponia:


- Joulukka: como ya os conté en este post participamos en una de las actividades más completas que se puede hacer a la hora de conocer a Papá Noel. Tenéis la información en el post. El coste total del grupo privado para fue de 1812 Euros, pero mejor preguntad en la agencia y ellos os informarán según el número de personas y la actividad que deseéis hacer. 





Si no os encaja por presupuesto, podéis ver a Papá Noel en Santa Park y en Santa Claus Village, muchísimo más económico pero no tan especial.

- Trineo tirado por renos: Un paseo de noche, a la luz de la luna. También dimos de comer a los renos y picamos algo de comida a la luz del fuego de una hoguera. El coste fue 55 Euros por adulto y 35 Euros por niño. Los bebés no pagan.





Trineo tirado por huskies y motos de nieve: Un combinado de actividades por el lago que teníamos frente a la casa. El recorrido no fue excesivamente largo, unos cinco kilómetros en moto y otros cinco en trineo con huskies, pero suficiente para hacernos una idea y disfrutar de la actividad. A veces, hacer más kilómetros con niños es difícil por las bajas temperaturas. 

El precio del combinado de las dos actividades fue de 140 Eur/adulto y 80 Euros/niño. Bebés no pagan.




Las excursiones de moto de nieve y trineos tirados por huskies y renos las contratamos directamente en Laponia, en el lugar donde estábamos alojados. 


Haz cálculos.....estoy segura de que pensabais que era mucho más caro, ¿a que sí? 


Espero que este post resuelva muchas de vuestras dudas y sino, os invitamos a dejar un comentario en este post para que todos lo puedan ver :)

martes, 12 de diciembre de 2017

Viaje a Laponia con niños (Finlandia)

Aún con la emoción en el cuerpo y una sonrisa de oreja a oreja escribo este post tras escasas horas de nuestro regreso del viaje en familia a Laponia.

Laponia se extiende por el norte de Finlandia, Noruega y Suecia. Nosotros hemos conocido la parte de la Laponia Finlandesa, pero nos ha gustado tanto que ya soñamos con volver a recorrer otra parte de Laponia en futuros viajes.




Un viaje precioso que hemos compartido con amigos y que creo que perdurará en la memoria de todos. Éramos doce personas en total, seis adultos y seis niños de entre dos y siete años.

La edad ideal para realizar el viaje a Laponia con niños

Yo diría que cualquiera!! todo el mundo lo disfrutará a su manera. Quizá viendo las reacciones de los peques que viajaron con nosotros, y si me tuviera que mojar diciendo una edad, diría que creo que los que más disfrutaron de todos los aspectos fueron los niños de cuatro y cinco años. Porque ya son conscientes de todo y aún creen plenamente en la magia de Papá Noel. Los de siete aún creen en ella pero empiezan a sospechar o a plantearse más las cosas y ese aspecto es más difícil de lidiar.


Preparación del viaje

Ha sido un viaje por nuestra cuenta: vuelos, alojamiento, coche de alquiler y actividades. La única actividad que contratamos fue el día que conocimos a Santa Claus, de lo que os hablaré en otro post con más detalle. 

El clima nos ha acompañado y no hemos tenido temperaturas extremadamente frías. Nos hemos movido entre el intervalo de 2ºC y -3ºC normalmente, aunque en algún momento puntual las temperaturas hayan descendido hasta los -8ºC. Al soplar el viento es cuando la sensación de frío se agudizaba, pero hemos tenido suerte y no lo hemos sufrido demasiado, sólo en momentos puntuales.

Para combatir las temperaturas, varias capas de ropa de abrigo nos permitió disfrutar de las actividades exteriores. Si queréis saber más información sobre qué ropa llevar a Laconia en invierno no os perdáis este post.



Actividades

Conocer a Papá Noel fue emocionante para todos y lo guardaremos en un lugar especial en nuestra memoria. La magia nos invadió a todos y entramos en un mundo de elfos, trols y duendes donde vivimos el espíritu de la Navidad al máximo. Aquí te cuento más de este gran momento.

También disfrutamos de un paseo en trineo tirado por renos bajo la luz de la luna llena, una ruta en moto de nieve y en trineo tirado por perros huskies sobre un lago congelado.

Visitamos Artikum en Rovaniemi, que nos permitió a adultos y niños, profundizar en la realidad del Ártico y la cultura Sami. Un museo muy interactivo donde los pequeños  descubrieron, por ejemplo, la fauna que habita en Laponia a través del juego, trajes regionales de la zona e instrumentos antiguos de caza y subsistencia. También nos entristeció ver todo lo relativo al deshielo de los polos a través de imágenes que invitan a la reflexión. Una proyección sobre auroras boreales junto a paneles explicativos nos ayudó a entender este extraño fenómeno. Hay también una zona dedicada a Rovaniemi y su papel en la Segunda Guerra Mundial, donde la ciudad quedó casi destruida. 



Alquiler de coche y alojamiento

Utilizamos coches de alquiler para desplazarnos. Al ser doce personas, reservamos en el aeropuerto de Rovaniemi una furgoneta de nueve plazas y un utilitario de cinco. No tuvimos ningún problema para conducir por carreteras con nieve, los neumáticos están preparados. 

Los días los completábamos con tardes frente al fuego en nuestra cabaña de madera, donde los asustadizos renos campaban a sus anchas hasta que detectaban nuestra presencia. Una casa preciosa, a orillas de un lago helado, en la que hemos estado muy a gusto y en la que nos alojamos todo el grupo  juntos.  







El lago helado que había frente a la casa ha sido el marco perfecto para albergar los juegos de los niños con palas, nieve y trineos.







Nuestro Kudu de Casualplay más allá del Círculo Polar Ártico
La aurora boreal

Fue el broche de oro a este maravilloso viaje. El mismo lago helado fue testigo de uno de los momentos más espectaculares del viaje, el instante en el que por primera vez observamos la aurora boreal. Un momento que guardaremos toda la vida en nuestra memoria por único y mágico y por el que me siento más que agradecida pues no se puede preparar ni calcular, simplemente aparece cuando menos te lo esperas.




Tuvimos la suerte de poder observarla dos días, la segunda vez fue subidos a una moto de nieve. Pero os lo explico mejor otro día para no alargarme más.

Este viaje os lo iremos desgranando en futuros posts, pero no quería dejar de contaros lo bien que ha ido este viaje y las emociones que hemos vivido. Un viaje más que mágico! 

Otros artículos sobre el viaje a Laponia con niños que os pueden interesar:
Presupuesto de un viaje a Laconia con niños: información práctica y direcciones
3 formas de conocer a Papa Noel en Laponia
Laponia con niños: qué ropa llevar en invierno
- Laponia con niños: la magia de conocer a Papa Noel

Blogging tips