domingo, 15 de enero de 2017

Berlín con niños: Museo de la Técnica ("Deutsches Technikmuseum")

Uno de los aspectos que más nos ha gustado descubrir de nuestro viaje a Berlín con niños es la cantidad de museos y planes que hay para que los niños disfruten.



Una de las mañas la dedicamos a visitar el Museo de la Técnica de BerlínLlegamos al Museo de la Técnica de Berlín ("Deutsches Technikmuseum") sin saber exáctamente lo que íbamos a encontrar. Yo imaginaba algo parecido al Museo CosmoCaixa de Barcelona donde los niños puedes tocar y experimentar las leyes de la física. No es exactamente así. 

El Museo de la Técnica de Berlín repasa en diferente plantas la evolución de diferentes técnicas, es un espacio en el que conocer y experimentar la evolución de la tecnología en diferentes ámbitos: comunicaciones, fotografía, video, televisión, la navegación en el mar, aviación, ferroviaria...

Está ubicado en una antigua estación de trenes de mercancías, aquí también estaban ubicadas las oficinas ferroviarias y dos almacenes de una antiguas fábrica, su aire industrial acompaña a hablar sobre la evolución de la tecnología. 




La primera que vimos estaba dedicada a los medios de comunicación. Aquí pudimos ver todo el progreso en temas de bits y ordenadores, la televisión, los platós de grabación, radios y teléfonos. 



En otra parte del museo encontramos una exposición de fotografía, fue curioso ver toda la evolución que han tenido las cámaras, las que llevaron los exploradores a las colonias alemanas en África, los predecesores de los drones y un sinfín de artículos antiguos, modernos y del futuro relacionados con el mundo de la fotografía. Aprendimos a utilizar la cámara oscura y a hacer una fotografía con ella.




Del mismo modo también hay una parte dedicada a la evolución del mundo de las cámaras de video y del cine. Lo que más nos llamó la atención fueron las máquinas con dos imágenes fijas que al girarla parecía una imagen en movimiento. A los niños también les gustó ver funcionar los fotogramas, descubrir que las películas empezaron siendo mudas y en blanco y negro y un montón de cosas que nunca se habían planteado.



Otra de las plantas está dedicada a la evolución de la química y de la medicina, mezclas de principios activos, átomos y protones.

Una de las partes del museo que más nos gustó fue la dedicada a la historia de los trenes. Desde el tren de carbón, pasando por los primeros trenes de pasajeros hasta los del siglo XXI. Lo más impactante fue ver un vagón de los trenes en los que eran transportados los judíos a los campos de concentración, vagones de madera totalmente minimalistas con pequeñas ventanas que contrastaban con los trenes del Reich, decorados con la esvástica y el águila mucho más lujosos. 







Hay billetes de tren antiguos, fue muy curioso encontrar billetes de tren de España, incluso había billetes del tranvía que recorría nuestro barrio.

La zona dedicada a los aviones es de las más espectaculares, junto con la de los trenes y los barcos. Se pueden ver desde los primeros modelos de aeroplanos, un coche con alas y otros inventos del hombre para intentar dar los primeros pasos en el aire. En cuanto a aviones hay modelos bélicos y de pasajeros. 




La zona dedicada a la evolución de los transportes marítimos es muy interesante. Desde las primeras barcazas y piraguas utilizadas para desplazarse por ríos y mares, pasando por un barco de vela y un barco de vapor.

En el jardín exterior del museo hay dos molinos antiguos y una bomba de agua.



El precio de la entrada es de 8 euros pero si adquieres la Berlin Welcome Card tienes un descuento importante de más de un 30% en la entrada de los adultos (al final la entrada nos costó 6 Euros) y un descuento de más de un 55% en la entrada de los niños (pagamos 3,50 Euros).

domingo, 8 de enero de 2017

Costa Daurada con niños: El Vendrell y sus playas de Comarruga, San Salvador y El Francàs

Mis primeros recuerdos de El Vendrell son de cuando era pequeña, en la radio o televisión, en todas las operaciones retorno a Barcelona, siempre había atasco en la AP7 a la altura de El Vendrell. Poco más conocía de este lugar hasta que hace poco, a través de amigos del colegio de mis hijos que veranean allí desde hace generaciones, hemos estado bastantes veces en la zona de Sant Salvador, una de las zonas de playa de El Vendrell



El Vendrell, en realidad, es una localidad interior a pocos kilómetros del mar. Sus calles son tranquilas comparadas con el bullicio de las localidades de la costa durante los meses de verano. Un paseo por El Vendrell permite apreciar muchas de las tradiciones de este pueblo y de Cataluña en general, representados a través de murales en las fachadas de los edificios.




Siempre ha sido un pueblo orientado al mar por su cercanía, apenas cinco kilómetros lo separan de la playa. Los pescadores empezaron a instalar casetas en las playas cercanas para facilitar su trabajo, y de esta forma El Vendrell creció hasta el mar a través de los núcleos urbanos de Sant Salvador, Comarruga y El Francàs

En El Vendrell nació el ilustre violinista Pau Casals, su amor por el mar propició que igual que hicieron los pescadores, construyera su casa de verano en Sant Salvador frente a la playa. Actualmente, esta residencia de verano se ha convertido en el Museo Pau Casals, que visitamos durante nuestra estancia en El Vendrell como ya os contamos AQUÍ. Ofrecen visitas teatralizadas, donde los personajes se visten de época y repasan la vida y obra del músico Pau Casals. Consultad la web del Museo Pau Casals para saber las fechas y horarios concretos.




Además de esta visita de tipo más cultural, El Vendrell es conocido por su circuito de karting, considerado uno de los mejores de toda Europa. La pista principal está reservada para mayores de catorce años, pero si vas con niños pequeños puedes dar unas vueltas en la pista infantil en los karts para niños o biplaza donde podrás acompañar a tus hijos. Os contamos nuestra experiencia con más detalle en este artículo.




Si con el Karting no sacias tus ganas de adrenalina, puedes completar el día con un circuito en el Bosque Vertical de Comarruga. Hay tres circuitos adaptados según la edad y la altura, el dedicado a los más pequeños (menores de 130 cm.), dos circuitos de dificultad intermedia para mayores de siete años y que superen los 120 cm. y un tercer circuito para los más valientes siempre que superen los 145 cm. de altura y sean mayores de diez años. 




El Vendrell es una localidad escogida por muchas familias para disfrutar de sus playas. Durante los meses de julio y agosto, en Coma-ruga encontrarás una ludoteca en la playa (precio 2 euros/hora) donde los pequeños podrás disfrutar de juegos en la arena y entretenimiento a cargo de monitores especializados.

Dónde alojarse:

Hotel Nuba, Comarruga (review Tripadvisor aquí)

Dónde comer:

Restaurant Xaloquell (C/ Cantàbric, 10 Sant Salvador. Telf. 977680819)

Restaurant Vil·la Casals (Museo Pau Casals) (Paseo Marítimo, 41 Sant Salvador. Telf. 977683141)
Artículos relacionados del blog que os pueden interesar:
-Montañas de la Costa Daurada con niños: excursiones desde Prades
-Muntanyes de la Costa Daurada, un paraíso por descubrir en Tarragona
-Calafell histórica y Family Weekend
-Cinco actividades para hacer en familia en Salou
-Cambrils, mar y gastronomía en la Costa Dorada
-Un día en la La Pineda (Tarragona) con niños
-La Costa Dorada de Tarragona, destino de turismo familiar
-Ruta por el Delta del Ebro
-Costa Dorada con niños: Cinco destinos de Turismo Familiar de Tarragona
-La Ruta del Císter (I): Monasterio de Santes Creus
-Alojamiento en la Costa Daurada con niños: Cambrils Park Resort
-Siurana, Sierra del Montsant en Tarragona
-Costa Daurada en familia: Actividades para hacer en El Vendrell con niños
-Ruta del Cister con niños: Monasterio de Poblet, Museo del Vidrio de Vimbodí y  excursión por el bosque de Poblet
Costa Daurada con niños: excursión en catamarán en Torredembarra
_________________________________________________________________________________

Agradecimientos a Costa Daurada y Turisme El Vendrell por su apoyo en esta visita 

lunes, 26 de diciembre de 2016

Repaso viajero al año 2016

Siempre pienso que echar la vista atrás y repasar lo que nos ha deparado el año 2016 en cuanto a viajes y experiencias en familia es un buen ejercicio para centrarse en los bonitos momentos y dejar apartados los momentos no tan buenos. Así que vamos a recordar cómo ha sido nuestro viaje por la vida durante el año 2016.

Marruecos

Empezamos el año como más nos gusta, ¡viajando por Marruecos!, la noche anterior la pasamos en el desierto del Sahara despidiendo 2015. La última noche del año la disfrutamos en la ciudad de adobe ("ksar") de El Khorbat, cerca de Tinenjad donde nos improvisaron una fiesta preciosa que recordamos con mucho cariño. Este lugar es conocido por sus kashbas, fortalezas de barro  como la que visitamos en Amridil, Marruecos. En Marruecos no se celebra la Navidad ni Fin de Año por motivos religiosos, obviamente, pero Hassan y su familia no quisieron que nosotros ni otros extranjeros que había en su hotel nos perdiéramos la tradición. Así que a golpe de cucharón y olla nos tocaron las campanadas sincronizadas con la televisión española mientras nos tomábamos unas pasas especiadas y estallaba la fiesta bereber. ¡Un recuerdo para toda la vida! 







Teruel

Durante la Semana Santa nos escapamos a Teruel para conocer algunas sedes de Dinópolis Teruel y también descubrir una provincia que era bastante desconocida para nosotros. Nuestra primera parada fue en la sede de Dinópolis Valcaria en Ariño, siguiendo nuestra ruta por el Territorio Dinópolis en las sedes Inhóspitak y Bosque Pétreo.

Como en Teruel a parte de dinosaurios también hay lugares con encanto, aprovechamos para visitar la comarca del Matarraña, donde descubrimos pueblos preciosos como Beceite, Calaceite y Valderrobres

También pasamos por el Maestrazgo de Teruel donde comimos muy bien y nos sorprendimos con pueblos como Cantalavieja, Mirambel y Tronchón.




Cataluña

Este año hemos aprovechado para descubrir más a fondo el territorio que nos rodea. A veces nos obsesionamos con viajar kilómetros y kilómetros para descubrir lugares lejanos y nos olvidamos de la suerte que tenemos de vivir aquí y de lugares preciosos que están a la vuelta de la esquina.

Hemos participado en varias actividades en las que nos hemos divertido toda la familia, haciendo deportes de aventura en familia como piragüismo y algunas bajadas en rafting en Rafting Parc de La Seu d'Urgell, la excursión en catamarán con niños en Torredembarra, cuando nos colgamos en los árboles del bosque vertical de El Vendrell e hicimos unas carreras en el Karting el Vendrell o una jornada de Kayak e hinchables en el mar en Calonge-Sant Antoni, en la Costa Brava.





Pero no todo ha sido adrenalina en nuestras actividades, también nos gusta la combinación de ocio y cultura así que hemos buscado ratitos para ir introduciendo a los niños en el mundo de la música, como cuando visitamos el Museo de Pau Casals en El Vendrell, descubrimos a lo Indiana Jones siguiendo unas pistas el Monasterio de Santes Creus y continuando nuestra Ruta del Císter por el Monasterio de Poblet, aprendimos sobre nuestros antepasados más primitivos en Las Cuevas de la Espluga de Francolí, y también cómo se hace una botella de cristal en el Museo del Vidrio de Vimbodí, visitamos un horno de pan del siglo XIII en Capafonts en las Montañas de Prades o cuando descubrimos el entorno marino de la Costa Daurada jugando a ser biólogos marinos en Torredembarra.




Hemos aprovechado para hacer varias excursiones a la montaña con niños, como la que recientemente hicimos a La Fageda d'en Jordà con niños, a las Montañas de la Costa Daurada, principalmente la zona de Prades y también algunos pueblos cercanos a esta localidad como Capafonts, La Mussara o la ermita de la Abellera o la Ruta de las setas pintadas que seguimos en los Bosques de Poblet.



Uno de los propósitos para el año que viene es seguir esta dinámica de descubrir rincones cercanos, hacer excursiones para conocer la tierra en la que vivimos.

Campos de lavanda en la Provenza Francesa

Este viaje ha pasado casi desapercibido porque no hemos tenido tiempo de explicaros nada en el blog, aunque sí que lo hicimos durante el tiempo que estuvimos de viaje en las redes sociales, sobretodo en Instagram y Facebook.

A ver si pronto os podemos dar más detalles porque realmente es un lugar precioso y pasamos unos días entrañables en la campiña francesa.




Ruta por Valonia (Bélgica) en bicicleta

Hay cuarenta y cinco rutas diferentes para recorrer Valonia  en bicicleta. Una forma diferente de hacer turismo, de saborear tranquilamente los lugares y estar en contacto con la naturaleza. Imprescindible el tramo de Namur a Dinant junto al río Mosa y visitar la preciosa Tournai, uno de nuestros imprescindibles si viajas a Valonia.




Ruta en autocaravana por Islandia

Nos hemos estrenado en los viajes en autocaravana y, además, a lo grande porque Islandia nos ha sorprendido por la maravilla de sus paisajes. Una forma de viajar muy cómoda para familias, especialmente en destinos de naturaleza, que seguro que repetiremos porque nos pareció una buena idea tal y como os contamos los motivos en este post.

Nuestra ruta de dos semanas por Islandia nos ha permitido conocer lo principal de este país y, además, nos permitió volver a ver la aurora boreal. Un momento mágico, un regalo de la naturaleza que pudimos observar entre finales de agosto y los primeros días de septiembre, aunque no fue la primera vez en nuestras vidas, ya que las habíamos visto previamente durante nuestro viaje a Laponia, Finlandia.

Si os interesa nuestro viaje a Islandia en familia no os perdáis el video resumen de nuestro viaje.






Descubrir la comarca de La Vera, Cáceres

A finales de octubre estuvimos unos días en la comarca de La Vera, en la provincia de Cáceres. Aprovechamos esos días para hacer senderismo por la zona y comer en un chozo típicamente extremeño

También paseamos por pueblos tradicionales como Garganta La Olla ay Cuacos de YusteSeguro que habéis oído hablar del pimentón de La Vera, aquí se cultiva esta modalidad de pimientos y se elabora este rico polvo anaranjado. Todo el proceso lo podéis ver en el Museo del Pimentón de Jaraiz de la Vera.





Y como ya os hemos contado antes, nos gusta hacer actividades con los niños, así que en La Vera no podía ser menos, y descendimos en piragua el río Tiétar y escalamos una pared de rocódromo

Berlín

Si empezamos 2016 viajando también lo vamos a despedir así. En breve partimos hacia Berlín para pasar los últimos días del año y dar la bienvenida a un 2017 que esperamos llegue cargado de muchos viajes, escapadas en familia y, en definitiva, recuerdos familiares con los que vamos llenando nuestras mochilas de recuerdos. Podréis seguir nuestro viaje en directo por las redes sociales, Instagram y Facebook principalmente.
Blogging tips