jueves, 11 de abril de 2013

Paseando por Segovia: el Acueducto y mucho más

Imponente, majestuoso, así nos recibió el Acueducto a nuestra llegada. Frente a nosotros una obra maestra de ingeniería romana por la que Segovia ha alcanzado reconocimiento mundial. El Acueducto fue construido entre la segunda mitad del siglo I y principios del II para conducir las aguas del manantial de Fuentefría, a unos 17 kilómetros de la ciudad. En su punto más alto mide 28 metros y tiene dos niveles de arcos sujetados por pilares.

Acueducto de Segovia, vista desde la Plaza de la Artillería

Acueducto de Segovia
Estacionamos nuestro vehículo en la calle principal que desemboca en el Acueducto, la Vía Roma (los domingos el aparcamiento en esta calle es gratuito) y nos dirigimos hacia el casco antiguo de Segovia. En la Plaza de la Artillería las vistas del acueducto son espectaculares, y es posible subir a la muralla de Segovia siguiendo las escaleras ubicadas en la parte de atrás de la Oficina de Información Turística que encontraremos en la misma Plaza. Desde arriba de la muralla se obtiene una buena perspectiva de la magnitud del Acueducto. En la misma plaza también encontraremos el famoso restaurante asador Casa Cándido donde degustar el plato estrella segoviano, el Cochinillo.


Mirad que pequeñitos se nos ve


Pero Segovia, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, tiene mucho más que ofrecer que su archiconocido Acueducto. Pasear por sus calles llenas de vida y comercios es una delicia y sus fachadas y monumentos nos recuerdan la importancia histórica de esta ciudad. 

Nuestro recorrido continuó por la Calle Cervantes y Juan Bravo hasta llegar a la  preciosa Iglesia de San Martín y a la estatua homenaje a Juan Bravo (noble castellano que participó en la Guerra de las Comunidades de Castilla).  

Iglesia de San Martín
Continuamos por la calle Isabel la Católica hasta desembocar en la Plaza Mayor, a escasos metros de la Catedral de Segovia. El claustro estaba cerrado pero pudimos disfrutar de la belleza de su interior.
Catedral de Segovia
Siguiendo por la Calle Escuderos llegaremos a la Casa-Museo de Antonio Machado (C/Desamparados 5),  casa en la que habitó el poeta durante su estancia en la ciudad (la entrada cuesta 2 euros, los miércoles es gratis).
Y finalmente llegamos al Alcázar, un palacio al más puro estilo princesas de cuento del que se dice que sirvió de inspiración a Disney para el Castillo de Cenicienta. El Alcázar fue una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla, en especial de Alfonso X. El precio de la entrada es de 4, 50 Euros. 
Alcázar

Alcázar
Desde la Plaza Victoria Eugenia las vistas al Río Esma y el entorno natural son espectaculares, destacan el gran número de iglesias,monasterios y conventos que se observan lo que nos permite imaginar la importancia a nivel religioso de la ciudad.

Monasterio de Santa María del Parral
El regreso al centro de Segovia desde el Alcázar es precioso, con la sierra de Guadarrama de telón de fondo y además nevada en nuestro caso, y atravesando las estrechas calles de la Judería segoviana. En esta parte de la ciudad es posible subir y caminar por la muralla.
Las mejores vista del conjunto de la ciudad con el Acueducto se obtienen desde la N-110 dirección Valladolid a la altura del Parador Nacional de Turismo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips