lunes, 9 de septiembre de 2013

El volcán Sakurajima

Queríamos ver volcanes y los vimos en su máximo esplendor. Una semana antes de que los medios de comunicación japoneses e internacionales recogieran la noticia de la entrada en erupción del volcán Sakurajima, nosotros estábamos allí. 

Sakurajima es una isla en el sur de Japón, frente a la ciudad de Kagoshima. Sus habitantes son conscientes del riesgo al que se exponen al vivir cerca de un volcán activo y saben que cualquier día pueden verse sorprendidos por una gran erupción. De hecho, en 1914 el volcán expulsó tanta lava que hasta modificó la geografía de la isla Sakurajima, sepultando pueblos y uniendo la isla con la península de Osumi.



El humeante volcán Sakurajima visto desde el ferry que une la isla con la ciudad de Kagoshima

El humeante Sakurajima se alza majestuosamente en el centro de la bahía de Kagoshima. Expulsa humo de forma continua creando una estampa única. 

Visitar la parte este de la isla es muy sencillo. El ticket del bus turístico que compramos en Kagoshima incluye el ferry para llegar hasta la isla Sakurajima y una ruta circular en bus con paradas en los puntos más atractivos. Excepto en la zona de Yogan Naisha Trail el autobús espera el tiempo suficiente como para visitar el punto turístico. Si se desea estar más tiempo en un determinado lugar, basta con esperar al siguiente bus. 

Las paradas más interesantes son los puntos de observación del volcán. El Observatorio Yunohira es el punto más cercano de acceso al crater y desde él se puede ver también la ciudad de Kagoshima. 



Vistas del volcán desde el Observatorio de Yunohira
Vistas del volcán desde el Observatorio de Yunohira
Para los peques, a diez minutos andando desde el puerto se encuentra el Parque de Dinosaurios donde disfrutarán entrando y saliendo de las siete reproducciones de dinosaurios y del enorme tobogán y otras estructuras donde subirse y pasar un buen rato.

Por falta de tiempo dejamos de visitar el Torii (o puerta) del Templo de Kurokami sepultado en su mayor parte por cenizas de la gran explosión de 1914 y el Onsen de Furusato frente al mar. Ambos no están incluidos en el ticket del bus turístico.


En nuestra visita, a parte del humo que expulsa el volcán, notábamos el ambiente cargado. Pensábamos que sería neblina o bruma del mar....unos días después al ver las noticias comprendimos porqué el cielo estaba así. El volcán había entrado en erupción con columnas de humo de hasta cinco kilómetros, llegando las cenizas hasta la ciudad de Kagoshima, cubriéndola e impidiendo la circulación de coches por sus calles.



La ciudad de Kagoshima, a 1',8 Km del volcán quedó cubierta por la erupción del volcán Sakurajima


























4 comentarios:

  1. Espectacular viaje e increíble experiencia al coincidir la erupción!! Los nenes estarían "alucinados". Un saludo


    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les encantó! os contaré en otro post nuestra visita al volcán Aso...nos tuvieron que desalojar y todo!

      Eliminar
  2. Qué bueno! Si a los mayores nos impresionan los volcanes ya me imagino a los niños...ya nos seguiréis explicando!

    ResponderEliminar
  3. Fue una clase de geología en directo! :)

    ResponderEliminar

Blogging tips