miércoles, 2 de julio de 2014

Port Aventura con niños

Port Aventura, ubicado en terrenos entre Vilaseca y Salou es el parque de atracciones más importante de Cataluña, el más visitado de España y uno de los seis más populares de Europa.

Con atracciones para todas las edades, éstas se dividen en diferentes áreas temáticas. Sésamo Aventura es la zona especialmente pensada para las familias ambientada en los personajes de Barrio Sésamo. Epi y Blas, Elmo y sus amigos de la versión anglosajona Sesam Street nos dieron la bienvenida.



Un gran árbol es el eje central de Sésamo Aventura. Alrededor de él, varias atracciones entretienen a los peques: la casita Loco Loco Tiki que da vueltas, los aviones Coco Piloto que sobrevuelan la zona, las Mariposas Saltarinas que cuanto más fuerte pedalees más alto subes, el Salto de Blas que es una atracción de caída libre infantil o la montaña rusa Tami Tami. 



Ojo porque no todos los niños podrán subir a las atracciones pues la mayoría son a partir de 1 metro o 1,10 metros de altura. Así que id con cuidado para prevenir berrinches porque a los pobrecitos se les queda una cara cuando les prohíben el acceso... También pasamos un buen rato en los espectáculos para niños que se realizan en el teatro.



Pero no sólo en Sésamo Aventura encontramos atracciones para que suban los más pequeños. En algunas de la zona del Far West pueden subir los niños a partir de 1,10 acompañados de un adulto. Son atracciones más fuertes que las de Sésamo Aventura, tipo autos de choque o la montaña rusa Stampida para niños más mayores. También encontraréis un carrusel y el laberinto Blacksmith junto a unas mesas donde parar a comer o tomar algo mientras los niños se entretienen.

Si os queréis remojar, aquí están también los Grand Canyon rapids y Silver River Flume. Id preparados porque vais a salir empapados, así que traed chubasqueros e incluso ropa de recambio.

En el área de China también hay atracciones pensadas para los más peques, algunas de ellas se pagan a parte de la entrada al parque, como la escuela de conducción. Los niños se divirtieron un buen rato en la zona de juegos que hay en esta zona, con toboganes enormes y redes para escalar que simulan un gran dragón.



Este año se ha inaugurado la atracción Angkor de la que seguro que no vais a salir secos pues consiste en ir disparando a las otras barcas que circulan por el recorrido.



México es quizá el área que menos atracciones infantiles tiene, en ella podéis encontrar los potrillos y los armadillos. Los mayores de 1,10 cm podrán subir acompañados al Tren de la Mina, una montaña rusa que fue una de las preferidas de los niños.



En Polinesia, las canoas para los más pequeños o el Tutuki splash a partir de 1,20cm acompañados seguro que hacen que los peques pasen un buen rato.

Nosotros también tuvimos nuestro momento. Tanto ver la silueta imponente de Shambala, los papás no pudimos resistirnos a la tentación de subir. Nos turnamos para que uno de los dos cuidara de los niños mientras el otro se aventuraba a subir a la atracción. Fue un momento de adrenalina pura. Si decidís hacer lo mismo, tened en cuenta que hay una fila de la cola expresamente habilitada para las personas que suben solas ya que con ellas van rellenando huecos en los asientos libres. Así evitaréis hacer tanto rato de cola.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips