miércoles, 3 de diciembre de 2014

Japón con niños: primera parada, Narita

Esta fue nuestra primera parada en Japón. En esta localidad reservamos nuestra primera noche, en un hotel muy funcional cerca de la estación de tren.

Narita os sonará por ser el aeropuerto de Tokio al que llegan la mayoría de vuelos internacionales y el nuestro fue uno de ellos. Mientras preparábamos el viaje, habíamos leído que Narita tenía su encanto. Especialmente el templo Narita-san Shinsho-ji del siglo X.


Pensamos que sería interesante parar allí después de un viaje tan largo con niños para no tener que entrar a Tokio el primer día. Nos mareábamos sólo de mirar el mapa del metro y, sobretodo, pensando que llegaríamos cargados con las maletas, tres niños y el cochecito. No sabíamos cómo estaríamos a nivel de cansancio ni como encajaríamos el jet-lag. O si entenderíamos algo de los carteles en kanji a la llegada a Japón y si nos podríamos comunicar en inglés. 

Así que sopesando lo anterior, decidimos que el primer día en Japón sería relajado y los aprovecharíamos para entrar en contacto con el país y tratar de cuadrar horarios con el jet-lag en nuestros cuerpos.

Nuestro paseo por Narita fue el primer contacto con la cultura japonesa. Tras pasear por la calle principal, llena de comercios y casas de la época Edo, llegamos al templo de Narita-san Shinsho-ji, construido en el año 940.


Este templo fue el primero de muchos que visitamos en Japón. Aquí los niños descubrieron y se iniciaron en el rito de purificación que practican los japoneses antes de entrar en los templos. Curiosos, no pudieron resistirse a recoger agua en el recipiente de madera y derramarla por encima de sus manos.


Junto al templo, un parque de 16,5 hectáreas en el que pasear y entrar en contacto con la naturaleza. Hay varias rutas por las que caminar entre fuentes y miradores. Hay una zona de estanques también y una gran variedad de vegetación.


Aquí también encontraréis un Museo de Caligrafía. Nosotros por el jet lag no lo visitamos, pues no sentíamos muy cansados. Pero seguro que tiene que ser muy curioso.





Con este paseo por Narita conseguimos ajustar bastante el horario al japonés. Nos acostamos a última hora de la tarde y dormimos unas 15 horas aproximadamente! 

También es una buena opción para hacer una excursión desde el aeropuerto de Narita en el caso de tener muchas horas de escala a la espera de otro vuelo.

8 comentarios:

  1. Buena idea lo de tomarse de relax el primer día... nosotros no lo hicimos y la verdad es que acabamos agotados y viendo muy poco. En nuestro caso, entramos por Osaka y ese primer día apenas lo aprovechamos del cansancio que teníamos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros nos mareábamos viendo el mapa del metro de Tokio. Y pensar en hacer más de una hora en tren desde el aeropuerto hasta la ciudad y después tomar el metro y cargados a tope se nos hizo un poco cuesta arriba!

      Eliminar
  2. Fuimos a Japón en familia el año pasado. Es una maravilla para los niños. Lo recomendo mucho.
    Aquí son las fótos:

    http://madamepola.blogspot.fr/2014/12/viajar-japon.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al blog ! Japón es un país espectacular y muy fácil para ir en familia. Un saludo!

      Eliminar
  3. ¡Qué ganas de viajar a Japón! Apuntado en la lista de sueños viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un país precioso. Y un buen lugar para ir en familia!

      Eliminar
  4. Hola Sandra! Hace poco he descubierto este blog y me encanta porque estamos en la misma onda. Tengo una hija de 7 meses y embarazada de nuevo. Pensábamos viajar a Japón el próximo año, pero al quedar embarazada todo se complicó. He visto que muchos templos hay que subir escaleras. Qué opinas viajar con niños de 19 meses y 9 meses a Japón? Factible? Iriamos con cochecito doble.. El tren es comodo y viable, o esperamos un año más? Gracias por contarnos tu experienciasn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ingrid! Bienvenida al blog! Nosotros fuimos con carrito y no tuvimos problemas. En las escaleras para subir al templo podéis llevarlos en mochilas portabebés (en algunas puedes llevar al niño de 19 meses), así que es una opción fantástica (y el carrito lo dejas fuera del templo). El único momento que recuerdo de agobio con el carrito fue en el metro de Tokio, allí nadie lo lleva abierto, más que nada porque no se cabe, sobretodo en hora punta. Así que tienes que plegarlo y llevar el niño en brazos o, mucho mejor, en una mochila. El tren es comodísimo y puedes viajar con los niños tranquilamente. Cualquier cosa, aquí estoy!

      Eliminar

Blogging tips