martes, 24 de febrero de 2015

Caribe con niños: Curaçao, un exótico carnaval y otros encantos de la isla

Ahora que durante estos días estamos viviendo las celebraciones de Carnaval, de forma más o menos intensa según en qué localidad, me ha venido a la memoria el Carnaval más exótico que hemos vivido hasta el momento. Fue en Curaçao, hace ya unos cuantos años.

Viajamos allí cuando nuestro hijo mayor tenía siete meses y fue toda una experiencia participar en este espectáculo caribeño. Nuestro paso por Curaçao fue breve, pues era una de los puertos de escala del crucero que hicimos por el Mar Caribe

Curaçao es una pequeña isla del Caribe que forma, junto a Aruba y Bonaire las Antillas Holandesas. Su capital es Willemstad y se caracteriza por sus coloridas casas de colores de arquitectura tradicional holandesa. Llegar a esta ciudad caribeña y zarpar en crucero es un espectáculo ya que el barco tiene que cruzar un pequeño canal mientras a lo lejos van quedando las fachadas pintadas de la capital de Curaçao.


Curaçao
Fotografía: Curaçao Tourist Board
Pasear por el barrio antiguo de Willemstad te hace recordar las calles de Amsterdam por la estética de sus edificios. Aunque aquí, en lugar de canales se respira un intenso olor a mar. El centro histórico de la ciudad y el puerto fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

En el puerto contratamos un tour por los principales atractivos de la isla a un conductor local. Siempre hay varios que están esperando la llegada de los cruceros para ofrecer sus servicios. Allí pactamos un precio y los puntos que visitaríamos, a parte de Willemstad.

El Carnaval

Aunque nosotros no pudimos participar en el desfile principal, sí que vimos uno de los varios desfiles que inundan las calles de toda la isla. 

Diferentes comparsas desfilan en la rúa, a cada cual con más colorido. A pie de calle no puedes evitar sumarte a la fiesta y participar en sus bailes. 

Carnaval Curaçao

Carnaval Curaçao

Carnaval Curaçao

Boca Tabla

Es uno de aquellos puntos del planeta donde la naturaleza se manifiesta en todo su esplendor. Ver romper las olas contra el puente de piedra es un espectáculo, de los que te hacen sentir pequeñito y te devuelven a tu lugar. 

Esta cueva está ubicada en el norte de la isla y se ha formado por el incesante chocar del mar durante siglos con las rocas de la costa. En la isla hay otras cuevas parecidas, pero esta es la más espectacular y más famosa.


Boca Tabla Curaçao

Boca Tabla Curaçao

Cuevas Hato

Nosotros no pudimos ir a visitar estas cuevas, tuvimos que escoger entre ellas o vivir el Carnaval en el Caribe. Es uno de los principales atractivos de Curaçao, junto con Boca Tabla y sus playas de aguas cristalinas.

Otros artículos que os pueden interesar: 

¡Bienvenidos a bordo!Un crucero con niños
- Aruba...One happy island! 
- Visita a Sandbury Plantation House en Barbados, una plantación de azucar trabajada por esclavos

miércoles, 4 de febrero de 2015

Portugal con niños: el curioso pueblo de Monsanto

Tras pasar unos días en Extremadura el pasado verano, seguimos nuestra ruta hacia Portugal. Cerquita de la frontera con España se encuentra Monsanto, un pueblo portugués de lo más particular. De calles empedradas, como a mi me gustan, aquí los adoquines tienen poco protagonismo.  Lo curioso de este pueblo no está en el suelo, sino más arriba.


Portugal con niños

Portugal con niños
Portugal con niños

Sus casas con paredes gruesas de granito y tejas rojas, permanecen incrustadas entre grandes piedras.

Parece como si una lluvia de grandes rocas hubiera caído sobre Monsanto, ¿no creéis? Enormes piedras redondeadas yacen sobre las calles de esta aldea, al cobijo de las cuales los habitantes de Monsanto han construido sus casas, restaurantes, supermercados y otros edificios.


Portugal con niños

Portugal con niños

Actualmente, hasta esta aldea llegan jóvenes hippies que deciden vivir en cuevas bajo las rocas de Monsanto.

Ubicado en una colina, varios miradores en las calles de Monsanto ofrecen vistas espectaculares del Valle de Idanha-Nova.


Portugal con niños

Portugal con niños

Monsanto es considerado el pueblo “más portugués de Portugal” por la disposición de sus calles estrechas y muros de piedra de sus edificios. Así lo corrobora el gallo de plata que corona la Torre de Lucano del siglo XIV.


Portugal con niños

En lo alto de la colina, el castillo de Monsanto, hoy derruido, ha sido testigo durante la historia de las distintas batallas libradas por los sucesivos ataques del Reino de León. Subir hasta él requiere una mínima forma física y es imprescindible una mochila portabebés para niños pequeños.


Artículos que os pueden interesar:

Blogging tips