martes, 21 de noviembre de 2017

Enoturismo con niños en el Museo Vivanco de La Rioja


El enoturismo y los viajes con niños no están reñidos. Hace unos años hicimos una escapada en la que pudimos comprobar en primera persona que visitar una bodega con niños es posible y, además, muy divertido y educativo.


Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco

Durante la visita a las bodegas, los niños pueden estar con los padres o, si lo prefieren, pueden participar en alguna de las actividades para familias que preparan las bodegas

Cada vez son más las bodegas que apuestan por el turismo familiar organizando talleres para los más pequeños de la casa. A veces, esos talleres se adaptan incluso a la época del año en la que se realiza la visita. 


Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
En invierno, es época de poda. Se aprovecha este tiempo para cortar ramas de las viñas o sarmientos para que la planta esté sana y preparada para los nuevos brotes que tienen lugar en primavera. Aprovechando este momento,  El  Museo Vivanco para la Cultura del Vino, en Briones, La Rioja, tiene preparado un taller para los niños en los que utilizando las ramas y sarmientos de la poda se realizan diferentes manualidades. Y, como además también coincide con la Navidad, aprovechando estas ramas junto con corchos y botellas se realizan figuras y adornos navideños. 


Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
Podéis consultar más detalles sobre los talleres que se realizan en Vivanco Kids aquí. Ya veréis que hay actividades temáticas durante todo el año, aprovechando el ciclo natural del proceso del vino. Por ejemplo, durante la época de la vendimia, a finales de octubre, los niños pudieron participar en el pisado de la uva y en una gymcana por los viñedos buscando pistas escondidas.


Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
La visita al Museo Vivanco, considerado el mejor Museo del Vino del Mundo por la Organización Mundial del Turismo, también puede ser muy interesante para los niños y seguro que aprenden diferentes aspectos de la cultura, el arte, la historia, e incluso sobre el cultivo de la uva con la que más tarde se elaborará el vino que toman sus padres o el mosto que pueden probar ellos. 

Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco 
Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco
Tocar, oler, pintar.... ¿a qué niño no le llama la atención? Hemos visitado museos de pintura clásica como la Fundación Evaristo Valle en Gijón o el Museo del Pimentón en La Vera en Cáceres que pueden parecer a priori de temática ardua para los niños y nuestra experiencia ha sido sorprendente. Todo depende de la capacidad de la persona que realiza la explicación para captar la atención de los niños y, también, de lo interactivos que sean los museos. Adaptando las actividades, el enoturismo con niños es posible.


Museo Vivanco Cultura Vino
Fotografía: Museo Vivanco

jueves, 16 de noviembre de 2017

Estados Unidos con niños: visita a Kennedy Space Center, Florida

La visita al Centro Kennedy Space Center, en Florida, debería ser imprescindible en tu viaje a Florida con niños. Pero si además coincide con un lanzamiento de un cohete o satélite de la NASA, como nos ocurrió a nosotros, la visita se convierte en un momento memorable de los que no olvidarás en la vida. 



Si planeas un viaje a los parques de atracciones de Orlando, quizá te interese pasar un día entre cohetes y satélites y de este modo añadir un elemento más cultural a tu viaje al reino de la fantasía. 

Ubicado a una hora de Orlando en coche, en Merrit Island, se encuentran las instalaciones de la NASA que seguro que has visto varias veces en televisión.




El complejo se divide en diferentes espacios. En la primera zona encontrarás exposiciones interactivas del espacio y proyecciones de documentales en 3D. La parte más espectacular de esta área es la del Space Shuttle Atlantis, ya verás como tener este enorme transbordador frente a ti no deja indiferente a nadie. En este pabellón encontrarás algunos juegos para los niños, a través de simuladores y también algún laberinto y toboganes que amenizará su visita.



A través de un autobús lanzadera se accede a la otra zona del Kennedy Space Center, la conocida como Cabo Cañaveral. Parten continuamente y realizan un recorrido por las instalaciones sin bajar del autobús, a excepción de la visita al Apolo and Saturn V Center, que se realiza a pie. Podrás ver imágenes de la carrera entre Estados Unidos y la Unión Soviética para ser los primeros en llegar a la Luna. Finalmente, fue Estados Unidos quien consiguió enviar al primer hombre a la Luna en 1969 en el cohete Saturn V que también podrás ver en el hangar. Aquí también podrás observar la recreación de un lanzamiento, percibiendo los nervios y el estrés que se vive antes del momento crucial. Sin duda, un buen aperitivo de lo que íbamos a vivir minutos más tarde en primera persona.





Durante el recorrido en bus por Cabo Cañaveral, podrás observar el Centro de Ensamblaje de cohetes y naves y el Crawler, una máquina enorme que se utiliza para transportar cohetes desde el Centro de Ensamblaje hasta la plataforma de lanzamiento. En las visitas que coinciden con el lanzamiento de cohetes y naves no puedes acercarte a la Plataforma de lanzamiento y tampoco es posible ver el Crawler, por razones obvias, y es que están siendo utilizados para trasladar la nave para el lanzamiento.



Si tenéis la suerte de presenciar un lanzamiento en directo en Cabo Cañaveral, como nos pasó a nosotros, entonces la plataforma de lanzamiento la veréis desde la distancia. Junto al Apolo and Saturn V Center, están instaladas las gradas de observación, a una distancia de seguridad que permite asistir a un evento de tal magnitud sin correr ningún riesgo.

Ver en directo un lanzamiento en Cabo Cañaveral

Las fechas concretas de los lanzamientos se actualizan aproximádamente quince días antes del día en el que efectivamente se va a producir el lanzamiento. Incluso puede llegar a sufrir modificaciones de última hora debido a las condiciones meteorológicas, entre otros factores. En la entrada que compras se indica que no aseguran que se lleve a cabo el lanzamiento si en el último momento ocurre un fallo mecánico o cualquier otra causa que pueda impedir llevar a cabo el lanzamiento con éxito. 



Cuando lo vives "in situ" y ves la cantidad de horas y esfuerzos invertidos, además de las obras maestras de ingeniería que hay detrás de cada cohete o satélite, nos pareció totalmente comprensible que en el último momento algo pueda llegar a impedir que se realice con éxito el lanzamiento.

Para intentar coincidir con un lanzamiento os recomendamos que vayáis consultando el calendario que aparece en la web de Kennedy Space Center y que van actualizando conforme se acerca la fecha prevista. Veréis que muchas veces se indican frases del tipo "a mediados de agosto, principios de noviembre,..." a falta de concreción en el último momento. En nuestro caso, el lanzamiento lo confirmaron unos 10 días antes y a dos días del lanzamiento se pasó al día siguiente del previsto inicialmente. 


Para organizarnos, lo que hicimos fue no cerrar las fechas de nuestra ruta por Florida hasta el último momento. Teníamos reservadas las seis noches en Orlando y para tener más flexibilidad no compramos las entradas de los parques hasta que llegamos a Orlando. De esta forma dábamos prioridad a la visita a Kennedy Space Center para que una vez concretada la fecha del lanzamiento, comprar allí mismo las entradas y dedicar ese día a la visita al centro y poder presenciar el lanzamiento. Y, dejar el resto de días en Orlando para visitar el parque de Universal Studios. Decidir qué parques íbamos a visitar en Orlando también fue una dura tarea, pero eso os lo contaremos en otro post.

Bajo un calor abrasador de agosto en Florida, con los límites de humedad desbordando termómetros, presenciamos a mediodía el lanzamiento del Space Falcon. Los nervios previos a la famosa cuenta atrás que precede todo lanzamiento, junto con la emoción para que todo saliera bien y el ruido del cohete despegando convirtieron ese día en un momento de los que vale la pena vivir una vez en la vida y que te hacen sentir privilegiado al estar allí. 



Comprar las entradas para presenciar el lanzamiento dependerá de la hora en la que esté programado. Si coincide con el horario de apertura del Kennedy Space Center, con la misma entrada al centro (precio: 50 Dólares) puedes observar el lanzamiento del cohete. Si, por el contrario, el centro ya está cerrado, tendrás que comprar una entrada a parte que tiene un precio de 20 dólares.


Otra artículos relacionados os pueden interesar: 
Costa Este de Estados Unidos con niños: plan de viaje

Ruta por los Cayo de Florida
- Los colores de Miami

viernes, 3 de noviembre de 2017

Costa Este de Estados Unidos: los colores de Miami

Los tonos pastel del Distrito Art Déco de Miami Beach, los murales del barrio de Wynwoods o el dorado de las puestas de sol en Key Biscaine convierte a Miami en la ciudad más colorida de las que visitamos durante nuestro recorrido por la Costa Este de Estados Unidos con niños


Miami

Distrito Art Déco

Una de las islas que se encuentra frente a Miami es Miami Beach. Aquí es donde podréis ver las casas de los famosos con sus propios embarcaderos y yates frente a la puerta de casa. Y aquí también es donde encontraréis la famosa playa de South Beach y el  famoso Distrito Art Déco.


Miami

Una de las imágenes más representativas de Miami son los antiguos hoteles y edificios de (principios del siglo pasado) con su peculiar arquitectura y sus pinturas de color pastel. Pasear por sus calles es una sucesión de fotografías de otra época. Al atardecer esta arquitectura se mezcla con música caribeña, autos deportivos que circulan por Ocean Drive,  y gente guapa preparada para cenar y quemar la noche.

El distrito Art Déco se ubica entre las avenidas de Washington Avenue y Ocean Drive y las calles 8 y 14.


Miami

Miami

South Beach

Frente al Distrito Art Déco, la playa de South Beach  es la playa de las casitas  de colores de los vigilantes de la playa. Cada una de ellas es diferente, así que ¡elegid la que más os guste!

Por la tarde la gente acude a la playa a hacer deporte: patinar, correr y  también pesas. Cuerpos esculturales cultivan sus músculos frente a curiosos bajo el sol de Miami. Al sur de Miami Beach encontraréis el parque South Pointe Park donde podéis dar un agradable paseo disfrutando de unas buenas vistas de Miami.


Miami

Miami

Wynwoods

Los murales de Wynwoods no dejan indiferentes. Se trata de una galería de pintura ubicada en un barrio cada vez más de moda junto a la Pequeña Haití. Las fachadas de los edificios circundantes también están pintados y cada vez hay más tiendas de ropa singular y cafeterías muy cool.


Miami

Miami

Miami

Key Biscaine

Esta vez hablamos de colores que nos regaló la naturaleza viendo la puesta de sol en Key Biscaine, otra de las islas frente a Miami. La tranquila playa de Key Biscaine es ideal para ir con niños pues no cubre y, se convierte en una buena escapada si lo que están buscando es pasar un rato en una playa familiar.


Miami

Miami

Dónde comer en Miami

Distrito Art Déco: El ambiente invitaba a probar comida cubana, así que no nos resistimos a una buena Ropa Vieja en el Restaurante Puerto Sagua (700 Collins Avenue, Miami Beach)

Dónde dormir en Miami


Nosotros nos alojamos en el Hotel Intercontinental de Miami, habitación amplia y cómoda y un ventanal sencillamente espectacular. Si lo preferís, podéis buscar otras opciones de alojamiento en Miami aquí.


Miami

Miami


Otra artículos relacionados os pueden interesar: 
Costa Este de Estados Unidos con niños: plan de viaje
Ruta por los Cayo de Florida
Blogging tips