jueves, 21 de marzo de 2013

Alaska, "La última frontera"

En el año 2006 A.C. (Antes de Chicos) estuvimos recorriendo Alaska durante 15 días. Habíamos comprado en Londres un ejemplar del Libro "Places to see before you die" de Steve Davey (BBC Books) donde aparecía el fiordo College de Alaska como uno de los cuarenta sitios que ver antes de morir, así que nos picó la curiosidad y decidimos que sería un buen momento para conocerla antes de empezar a cambiar pañales.


Antiguos vagones de ferrocarril, hoy convertidos en restaurante
Alaska no es un destino muy común para los españoles, de hecho sólo nos cruzamos con una pareja y, a día de hoy incluso con la famosa globalización, la gente se sorprende cuando les contamos que estuvimos viajando por allí. Siete años atrás costaba encontrar información en la red sobre este destino y fuimos bastante a la aventura, sólo con reserva para las dos primeras noches en Anchorage y el coche alquilado para los días que íbamos a estar por allí. Compramos la guía que LonelyPlanet publica en inglés y nos fuimos a explorarla.

Glaciar, Península de Kenai
Los glaciares son fácilmente accesibles, muchos se encuentran a pie de carretera
Alaska es una vasta extensión de tierra con kilómetros y kilómetros sin rastro de vida humana. La imagen típica son altas montañas, impresionantes glaciares, abundante vida salvaje y ríos vírgenes que son remontados por los salmones en verano. Durante el tiempo que disfrutamos de este Estado, tuvimos más de una vez la sensación de estar en el fin del mundo, de estar visitando una tierra bastante virgen aunque forme parte de los Estados Unidos.

Lago en Eklutna
La fauna que habita el territorio es muy variada. Nosotros tuvimos la suerte de encontrarnos caribús, osos negros y pardos, multitud de tipos de aves, incluso águilas reposando tranquilamente en la playa, salmones por doquier, orcas, ballenas, delfines...todo ello en un paisaje realmente espectacular: solitario, silencioso, singular.

Focas descansando en témpanos de hielo
Los témpanos de hielo de color azulado
Recorrimos casi todas las carreteras que existen (excepto la zona de fiordos de Juneau). No es que nos recorriéramos Alaska de cabo a rabo, sino que la mayoría del territorio no es accesible por carretera (únicamente el 10% está asfaltado). Si quisiéramos visitar el resto, los transbordadores servirán para llegar a las ciudades costeras y las avionetas para acceder a los  pueblos remotos e islas, encareciendo enormemente su visita. El poder visitar más o menos lugares ya dependerá del presupuesto de cada uno.


Antiguas raquetas de nieve decoran las fachadas de las casas
Las carreteras son buenas y unen de forma circular Anchorage, Fairbanks y Valdez. Nuestro recorrido fue el siguiente:

-           Anchorage- Eklutna
-           Palmer-Wasilla-Willow (Long Lake) - Talkeetna
-           Denali NP- Ester- Nenana
-           Fairbanks-Glennallen - North Pole - Chena Hot Springs
-           Wrangell Saint Ellias NP (Kennicott- Mc. Carthy- Chugach Mountains)
-           Península de Kenai (Seward, Homer, Valdez, Ninilchik).

Las matrículas de los coches te recuerdan que te encuentras en "Alaska, la última frontera"
Aunque este viaje forma parte de nuestra era A.C. porque aún no nos habíamos estrenado en el mundo de la paternidad, y por mucho que parezca un destino remoto y en la matrícula de los coches se presente como "la última frontera (The last frontier)", Alaska es un destino sencillo de recorrer con vuestros hijos. totalmente recomendable para viajar a vuestro aire, y dónde os animamos a viajar sin ningún lugar a dudas.

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo!!
    Estuvimos en Alaska en junio del 2010 con un autocaravana y hasta ahora ha sido nuestro mejor viaje sin duda. Es un lugar bestial de bonito si te gusta la naturaleza virgen.
    Veo que más viajeros se animan poco a poco a conocer la última frontera. Y para que más gente se anime y vea que es mucho más accesible de lo que parece, he escrito una pequeña guía, dejo el link

    http://deilusionarecuerdo.com/2012/03/20/guia-alaska/

    Saludos
    Patricia

    ResponderEliminar
  2. Hola Patricia!
    Muchas gracias por tu comentario. A nosotros también nos encantó Alaska y mantenemos un recuerdo muy especial de ella. 100% de acuerdo es que es mucho más accesible de lo que nos imaginamos antes de ir. Me paso por tu blog para ver la guía que has preparado.
    Un abrazo
    Sandra

    ResponderEliminar
  3. Un post muy bueno y unas fotos increíbles. Tengo muchas ganas de conocer esta última frontera, esperaremos unos añitos para que nuestra peque disfrute también del roaad trip y las caminatas por los glaciares.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ester!
    Muchas gracias por tu comentario.
    Alaska es increíble, no te defraudará y la peque disfrutará mucho con todos los "animalitos" que hay por allí.
    Si necesitas más datos para preparar el viaje, aquí estamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Blogging tips