jueves, 2 de junio de 2016

Montañas de la Costa Daurada, un paraíso por descubrir en Tarragona

En la Costa Daurada de Tarragona no todo son playas. Existen, es verdad, pero muy cerca de ellas a modo de telón de fondo y dando cobijo a sus famosas playas, hay un macizo conocido como "Muntanyes de la Costa Daurada" (Montañas de la Costa Dorada).



A menos de una hora de viaje en coche desde localidades tan conocidas como Salou, Cambrils o La Pineda puedes encontrar un reducto de paz en las Muntanyes de la Costa Daurada, donde escapar del bullicio de la costa y descubrir pueblos medievales entre miradores de impresión sobre el Mar Mediterráneo. 






Nuestra primera visita a esta zona fue hace un año aproximadamente, en esa excursión visitamos Siurana como ya os contamos en este post. Quedamos maravillados, Siurana es un pueblo medieval precioso al borde de un acantilado con vistas al pantano. Por la tarde nos remojamos en unas pozas cerca de Ulldemolins. En esta zona es fácil encontrar este tipo de piscinas naturales en el recorrido de los diferentes ríos que dibujan su paso por las Muntanyes de la Costa Daurada.




Nuestra visita más reciente a las Muntanyes de la Costa Daurada se centró en la villa de Prades y en sus alrededores. Visitamos también Capafonts, con un horno de pan del siglo XIII que merece una visita. Las vistas desde la ermita de la Abellera nos dejaron sin aliento y llamó poderosamente nuestra atenciónel enigmático pueblo de la Musarra. Desde aquí hay un mirador donde se puede apreciar la cercanía de estas montañas a la costa, desde las tranquilas Muntanyes de la Costa Daurada se ve el Mar Mediterráneo y las archifamosas localidades costeras de fama internacional como Cambrils o Salou. Todo esto os lo iremos contando detenidamente en los siguientes post, merece la pena dedicar más líneas a esta zona aún por descubrir.



A pesar de estar tan cerca de un lugar tan turístico como son las playas de la Costa Daurada, las Muntanyes de la Costa Daurada mantienen su esencia. Son pueblos tradicionales que no han sido invadidos por el turismo. Sus paisajes y sus gentes, así como su arquitectura tradicional han perdurado con el paso de los años. 



Este reducto de la Costa Daurada se ha mantenido al margen del turismo de masas, conservando así su condición de pueblos medievales con un paisaje intacto que ha sobrevivido y evitado la masificación urbana. 






Cada vez que hemos descubierto alguna parte de las Muntanyes de la Costa Daurada hemos vuelto más enamorados de esta zona y sorprendidos por no haber ido antes a visitarla. Aún nos quedan pendientes más zonas por descubrir, como el Monasterio de Escornalbou y el pantano de Riudecanyes. Prometemos volver a Muntanyes de la Costa Daurada para seguir explorando y descubrir sus rincones y contároslo con todo detalle.


Artículos relacionados que os pueden interesar:

-Calafell histórica y Family Weekend
-Cinco actividades para hacer en familia en Salou
-Cambrils, mar y gastronomía en la Costa Dorada
-Un día en la La Pineda (Tarragona) con niños
-La Costa Dorada de Tarragona, destino de turismo familiar
-Ruta por el Delta del Ebro
-Costa Dorada con niños: Cinco destinos de Turismo Familiar de Tarragona
-La Ruta del Císter (I): Monasterio de Santes Creus
- Alojamiento en la Costa Daurada con niños: Cambrils Park Resort
-Siurana, Sierra del Montsant en Tarragona
-Muntanyes de la Costa Daurada, un paraíso por descubrir en Tarragona
Montañas de la Costa Daurada con niños: excursiones desde Prades

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips