miércoles, 21 de noviembre de 2018

Escapada de tres días por Huesca y Navarra con niños

La Selva de Irati, las Bárdenas Reales,.... maravillas de Navarra que hacía tiempo que tenía ganas de conocer. Y además, en otoño, para poder disfrutar de uno de los mejores lugares donde observar esos tonos rojizos, marrones y amarillos de los árboles que tanto me enamoran.

Selva de Irati

Y así fueron pasando los años sin tener oportunidad de ir por esas fechas a Navarra. Hasta que este año se alinearon los astros y pudimos aprovechar el puente del 1 de Noviembre para poner rumbo a Navarra.

Bardenas Reales

Desde Barcelona se tardan unas cuatro horas en llegar a Navarra, pero quise aprovechar el viaje de ida para visitar un par de lugares de Huesca que también "perseguía" desde hace tiempo, el Castillo de Loarre y el Monasterio de San Juan de la Peña, aunque eso supusiera tener que desviarse un poco más. 


Aragon Huesca con niños

Aragón Huesca con niños

Como os digo, fue una decisión de último momento nuestra escapada a Navarra con niños, por lo que muchas alojamientos cerca de la Selva de Irati estaban ya ocupados. Finalmente, nos alojamos en Sos del Rey Católico, localidad que pertenece a Aragón pero que está cerca de la frontera con Navarra, a una hora de la Selva de Irati, aproximadamente. Si quieres ver nuestro alojamiento, puedes ir AQUÍSos del Rey Católico es un precioso pueblo medieval que recibe este nombre por el hecho de haber visto a nacer a Fernando II de Aragón. 



Como sé que os gusta saber el planning que seguimos para poder organizaros, aquí tenéis el detalle de nuestra escapada de tres días por Huesca y Navarra:

Día 1: Barcelona - Castillo de Loarre - Monasterio de San Juan de la Pena. Alojamiento en Sos del Rey Católico


Aragón Huesca con niños

Aragón Huesca con niños

Día 2: Selva de Irati - mirador Foz de Arbayún. Alojamiento en Sos del Rey Católico.  


Navarra con niños

Día 3: Excursión por la Foz de Lumbier - Castillo de Olite - Bárdenas Reales. Regreso a casa.


Navarra con niños


Navarra con niños

En el Castillo de Olite había tanta cola para entrar que decidimos dejarlo para otra ocasión. Las vistas desde el exterior son impresionantes, pero no nos apetecía hacer la cola y compartir la visita con ríos de personas en su interior. 

Además, suerte que tomamos esta decisión porque sino no hubiéramos tenido tiempo suficiente para dedicarlo a las Bárdenas Reales, otro prioridad de este viaje y que tuvimos que ver más rápido de lo que hubiéramos querido.

Como siempre, podéis seguir nuestros viajes en directo a través de redes sociales, especialmente Instagram y Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips